Hierbas invasoras en el césped

Las hierbas invasoras en nuestro césped pueden aparecer en cualquier momento del año, e incluso hacerse perennes, controlarlas será un éxito

Hierbas invasoras de hoja ancha perennes en el césped

Las hierbas invasoras perennes persisten año tras año.

Su reproducción se realiza por semillas y por medios vegetativos y son las de hoja ancha las más numerosas.

Entre ellas caben destacar:

Margaritas, Cinco en rama, Diente de León, Violeta silvestre, Hiedra terrestre o Trébol blanco, entre otras.

Margaritas
Margaritas

Hierbas invasoras de hoja ancha anuales de verano en el césped

A principios de primavera cuando los suelos comienzan a calentarse las semillas empiezan a germinar, este proceso dura todo el verano.

Estas hierbas invasoras anuales completan su vida en la estación estival.

Hay que tener cuidado, porque algunas pueden mutar a bienales o perennes.

Entre otras figuran:

Trébol y Malva silvestre

Malva silvestre
Malva silvestre

Hierbas invasoras de hoja ancha anuales de invierno, en el césped

Este tipo de hierbas invasoras desde finales del verano hasta el otoño germinan sus semillas.

Estas hierbas continúan creciendo durante todo el invierno hasta principios de primavera.

Entre otras destacamos:

Capsella.bursa-pastoris, Cardamine o berro amargo y la ortiga

Cómo controlar estas hierbas invasoras de hoja ancha en el césped

Lo más importante es mantener siempre un césped denso, sano y vigoroso para evitar la aparición de estas hierbas invasoras.

Para crear un ambiente adecuado de crecimiento para el césped es necesario:

  • Una adecuada fertilización
  • Riego correcto
  • Elegir el césped más adecuado a nuestra zona

Para el crecimiento sano y fuerte del césped es necesario seis simples requisitos que son:

  • Aire.
  • Agua.
  • Luz.
  • Nutrientes.
  • Espacio.
  • Temperatura.

Existen algunas hierbas invasoras que sirven como “indicadores” de las condiciones del terreno con problemas, corrigiéndolas tendremos una reducción muy positiva de las malas hierbas en el jardín.

Algunas de estas hierbas que denominamos “indicadoras” son:

Si existe bajo nivel de nitrógeno destaca el Trébol y,

Para condiciones sombreadas la Hiedra y Violeta silvestre

Otros artículos de su interés:

Control de malas hierbas

Uso de herbicidas para malas hierbas

 

Errores más comunes al abonar el césped

El uso de abonos en el césped se utiliza de forma inmediata cuando se ven las 3 necesidades básicas, poca densidad, está amarillo o es primavera.

Sólo en los casos de céspedes de uso profesional o alto rendimiento, el abono es anual. Lo más adecuado en este caso es analizar el tipo de suelo que existe que incluye datos como el PH para saber su salinidad.

Uso de abonos no equilibrados

Las gramíneas necesitan nitrógeno (N) fosfórico (P2O5) y potasa (K2O) en la proporción 2-1-2.

Este dato nos sirve de orientación para elegir un abono específico para el césped.

No hay que utilizar abonos agrícolas ni universales, ya que no existe ningún fertilizante universal.

El uso de fertilizantes desequilibrados trae como consecuencia:

  • El césped se torna verde inmediatamente, pero pierde coloración al poco tiempo.
  • La frecuencia del corte se aumenta llegando casi a duplicarla.
  • Existe riesgo de quemaduras en el césped.
  • No absorbe adecuadamente los nutrientes.

Utilización de abonos químicos

El suelo necesita reponer los nutrientes que absorben las plantas. Se puede realizar de dos formas:

  • Materia orgánica, las plantas reintegran al suelo raíces y hojas que desprenden y caen al suelo pasando a formar parte del humus
  • Uso de fertilizantes.

Por lo tanto es necesario ambas cosas para su correcta fertilización.

Fertilizantes
Fertilizantes

Aportando materia orgánica a la hora de abonar el césped conseguimos:

  • La materia orgánica retiene la humedad y evita su evaporación, lo que conlleva un menor consumo de agua.
  • Esta materia orgánica ayuda a la descomposición de los restos vegetales y lo convierte en humus más rápido, como es el caso de reciclar los restos de siega.
  • Aporta un 5% de Nitrógeno de liberación lenta.
  • Mejora la estructura del suelo, bien sean arenosos como arcillosos.

Los oligoelementos que son esenciales para nuestro césped ya que lo reverdecen y le previenen de enfermedades son:

  • Magnesio (Mg), Componente importante en la clorofila de la hoja y en su crecimiento. Un bajo contenido de éste amarillea el césped.
  • Azufre (SO3), fuerte fungicida y también como reverdecedor.

Sin estos dos elementos nuestro jardín ralentizará su crecimiento y las hojas amarillearan perdiendo todo su verdor.

El abono no se realiza de forma uniforme

A la hora de realizar el abono de nuestro césped es importante que la distribución se realice de forma uniforme.

En el mercado existen máquinas distribuidoras para jardines de cualquier tamaño, aunque lo más habitual es realizar la distribución de forma manual.

Si elegimos realizarlo de forma manual acotaremos el terreno en parcelas más pequeñas de igual tamaño y pesar la dosis que se va a distribuir en cada zona, así tendremos completa seguridad que no se nos olvida de abonar ningún trozo de césped o un exceso de abono en alguna zona.

Abonar el césped cuando nos acordamos o tiene mal aspecto

El césped requiere de abono en dos épocas importantes para su desarrollo como son la primavera y el comienzo del otoño, en ambos casos no podemos olvidar abonarlas si queremos disfrutar de un césped denso y verde.

No regar suficiente después de abonar el césped

Después de abonar el césped es muy importante regarlo.

En caso de que sepamos con exactitud de que va a llover podemos realizar el abono unos días antes y así aprovechar esa agua de lluvia para regarlo.

Si no lo regaremos manualmente o por medio de aspersores.

En ambos casos debemos comprobar que el abono ha sido totalmente diluido e integrado en el terreno para su absorción.

Riego con aspersores
Riego con aspersores

Con este riego nos aseguramos:

  • Conseguir un mejor aprovechamiento del abono
  • Su correcta integración en el subsuelo.
  • Impedir que se produzcan quemaduras indeseadas.

Tampoco hay que pasarse con el riego porque se llevaría consigo el abono consiguiendo una disminución de su efectividad.

Otros artículos de interés:

Compost casero o abono natural

Clasificación de abonos para césped natural

 

Claves para cultivar césped en sombra

Para conseguir cultivar césped en zonas sombrías es fundamental conocer los efectos que dañan al césped y cómo minimizarlos

Césped en sombra. Consecuencias

Reducción de luz

En nuestro jardín, el césped puede tener zonas sombrías por edificios cercanos, árboles o estructuras creadas en él. El impacto más grande es la reducción de luz indispensable para el césped.

Como cualquier planta, las gramíneas necesitan la luz para realizar la fotosíntesis para su crecimiento y desarrollo, la falta de ésta se traduce en un césped poco vigoroso y de crecimiento lento.

Competencia radicular de los árboles

Al existir árboles en el jardín, sus raíces también absorben los nutrientes y el agua del suelo, compartiendo ésta tarea con el césped.

Algunos árboles como Sauces, Álamos, etc, tienen gran cantidad de raíces superficiales que reducen el crecimiento de nuestro césped.

Además las copas de los árboles reducen la cantidad de agua que llega al suelo, siendo un inconveniente a mayores.

Por eso hay que tener muy en cuenta qué tipos de árboles tenemos en el jardín.

Césped con árboles
Césped con árboles

El jardín en sombra crea un microclima

El césped al encontrarse en zonas sombrías aumenta su humedad, además se encuenra en zonas más protegidas favoreciendo la aparición de enfermedades y problemas como algas y musgo.

¿Qué podemos hacer para mejorar el césped?

Reducir la sombra que recibe el césped

Reducir la sombra es una tarea complicada dependiendo que lo ocasiona, en el caso de un edificio está claro que no tenemos nada que hacer, pero si la sombra es por la existencia de árboles, haremos lo siguiente:

Podar las ramas que estén situadas más bajas, a unos 3. del tronco, para facilitar la entrada de luz.

Reducir la copa de ancho.

Elegir céspedes adecuados a zonas sombrías

Si el jardín tiene zonas sombrías, lo mejor será elegir una variedad de semillas adecuadas a esta situación.

Las más aconsejables son las Festucas finas, Festuca Arundinacea o Ray Grass Inglés.

En el caso de las Festucas se diferencian por el tamaño de su hoja, siendo difícil la combinación entre ellas.

Una mezcla perfecta sería de Festucas Finas que son exclusivas de sombra con Ray grass inglés, que aunque no toleran tan bien la falta de luz, es muy fácil de resembrar cuando se necesite.

Royal Grass
Royal Grass

Mantenimiento adecuado del césped en sombra

  • Mantener la altura de corte alto entre 6 a 10 cm de altura.
  • Reducir el uso de abonos nitrogenados.
  • Necesidad de realizar resiembras para mantener un césped denso. Lo adecuado sería realizarlas en primavera que todavía los árboles están brotando.
  • Los riego menos frecuentes pero más profundos, y así evitar un exceso de humedad que pueda facilitar la aparición de enfermedades.

Otros artículos de su interés:

Problemas más comunes que presenta el césped

Consejos útiles sobre mantenimiento del césped natural