Semilla de césped de Buchloe Dactyloides (Buffalo-grass)

Buchloe Dactyloides es un tipo de semilla para clima cálido de bajo mantenimiento, no requiere cuidados especiales y se obtienen buenos resultados

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

Buchloe Dactyloides es una semilla de clima cálido que en relación al resto de especies de estos climas es de hoja fina, tan sólo unos 2-3 mm. Crea un manto de césped perenne

En el borde del limbo podemos apreciar una los pelos largos, sin aurículas y con lígula pilosa. Es de un color verde-azulado, se reproduce mediante semilla y presenta espolones.

Las características de la semilla de clima cálido Buchloe Dactyloides son:

  • Prefiere los suelos alcalinos, aunque se adapta perfectamente a todo tipo de suelos.
  • Debido a su condición de clima cálido soporta perfectamente la sequía e incluso condiciones de aridez, apto para zonas semiáridas, subtropicales y regiones templadas.
  • No es apta para jardines en los que prevalezca la sombra.
  • Poca resistencia mecánicamente
  • La ventaja de este tipo de semilla Buchloe Dactyloides es su bajo mantenimiento, no requiere fertilizante y las siegas son muy pocas las que hay que realizar.
  • Además es resistente a los insectos y enfermedades.
Buchloe Dactyloides
Buchloe Dactyloides

Este tipo de semilla de césped es muy habitual verla en grandes extensiones de césped en zonas cálidas con bajo mantenimiento.

Es una especie muy extendida en el sur de EE.UU, al contrario que en Europa que está muy poco extendida incluso en los países más meridionales.

La semilla de Buchloe Dactyloides tarda de dos a tres semanas en germinar.

En el momento de la siembra requiere un riego de varias veces al día.

Césped Buchloe Dactyloides
Césped Buchloe Dactyloides

La forma de sembrar este tipo de semilla es similar a cualquier otra, de todos modos recordaremos de una forma breve los pasos a seguir a la hora de sembrar:

  1. Eliminar las malas hierbas que tengamos en nuestro terreno. Unas dos semanas antes de sembrar las semillas de Buchloe Dactyloides, regaremos el terreno varias veces para que florezcan todas las malas hierbas que pudiesen existir. Una vez hayan aparecido las eliminaremos con un herbicida y continuaremos regando.
  2. A continuación removeremos la tierra, unos 20-30 cm de la superficie, de esta manera romperemos la tierra facilitando la entrada de aire y de humedad. No hay que realizarlo con el terreno húmedo.
  3. Realizar un buen drenaje es fundamental a la hora de sembrar y tener éxito, ya que de esta forma evitaremos que haya zonas con encharcamientos que puedan dañar al césped.
  4. Instalar riego subterráneo, es la mejor forma de regar, además de que podemos programar su intensidad y asiduidad, además nos asegura que el césped esta regado de una forma uniforme.
  5. Nivelar el suelo, después de todos estos trabajos realizados se han formado montículos en el terreno que hay que allanar para poder sembrar.
  6. Esparcimos la semilla, teniendo cuidado de no realizarlo de forma homogénea en todo el terreno.
  7. Se realizará un rastrillado para semienterrar la semilla y alejarla de posibles depredadores, como aves y hormigas.
  8. Pasaremos un rulo para compactar la semilla con la tierra y asegurar su germinación.
  9. Realizaremos riegos suaves pero abundantes durante los primeros día.

Otros artículos de interés:

Mantenimiento del césped natural

Ventajas del césped natural

Abono en el césped natural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *