Archivo de la etiqueta: siembra

Césped natural

Césped natural, hierba, grama o pasto es una docena de especies de gramíneas que crecen creando una cubierta verde y densa

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

El césped natural es muy utilizado como planta ornamental en jardines, prados y también
para la práctica de actividades recreativas y diversos deportes.

En casi todos los jardines, ya sean pequeños o grandes, existe una zona con césped,
esto se debe a que cumple su función de paisajismo, da sensación de uniformidad al
jardín unificando todas las piezas que lo compongan gracias al color regular que tiene
en todas las zonas, proporciona profundidad al jardín, recreando un sitio de reunión y
juego, además con unos cuidados básicos aguanta bien el pisoteo.

Césped en buen estado
Césped natural

El césped natural crece mediante semillas en las estaciones templadas (primavera y
otoño). Suelen utilizarse mezclas de especies diferentes de semillas ya que cada una
aporta sus características específicas, adaptándose mejor a los usos, climatología
existente en la zona o necesidades concretas que se vaya a realizar.

Su crecimiento se realiza mejor a pleno sol, si bien es cierto que existen especies que
se adaptan a zonas sombrías, es mejor que sean poco espesas para conseguir su
crecimiento.

Es aconsejable que para cada zona climática se utilice una mezcla determinada de
semillas.

Semillas césped natural

El césped natural necesita riegos regulares para su supervivencia, dependiendo de la
climatología existente en cada momento, el tipo de suelo, la orientación del jardín, la
época del año o la exposición solar a la que está expuesto.

Y por último necesita un abono rico en nutrientes, sobretodo nitrógeno, que sería
conveniente aplicarlo de 2 a 3 veces al año.

Antes de plantar césped natural, debemos preparar el terreno para que esté en perfectas
condiciones.

Si en el terreno que tenemos hay un exceso de arena o yeso, debemos aplicar una capa de
tres a cinco centímetros de musgo o turba para enriquecer el terreno, aunque no
presente ese exceso, se puede aplicar igualmente ya que es beneficioso para la tierra.

Debemos comprobar la nivelación del terreno, y el drenaje para evitar que se formen
posibles bolsas de agua que puedan perjudicar al césped natural. Una vez realizado
esto, habrá que rastrillar la tierra alrededor de 15 centímetros de profundidad
eliminando todos los terrones de tierra que estén formados. Estas labores pueden
realizarse en cualquier época del año, lo único que siempre deberá estar el terreno
seco.

Otros artículos de su interés:

Ventajas del césped natural

Mantenimiento del césped natural

Riego por aspersión o riego con manguera

 

Trastornos del césped (I)

Los trastornos que puede sufrir el césped de nuestro jardín pueden ser por diferentes causas, todas ellas de igual importancia.

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

Exceso de agua

El exceso de agua puede ser producido por un exceso de riego o por un mal drenaje del suelo de nuestro jardín. Esto se traduce en un encharcamiento que hace que la raíz se asfixie por falta de oxígeno, más probabilidad de que surjan enfermedades y la planta se pudra y las hojas se pongan amarillentas. Lo conveniente es realizar el riego por la mañana para evitar encharcamientos por si hubiese un problema de drenaje.

Artículos de su interés:

Sistemas de riego

— Riego del césped natural

Salinidad en agua y suelo

Hay ocasiones que el suelo y el agua contienen altos niveles de salinidad. Suele ser natural en zonas costeras, lo conveniente sería realizar un análisis del agua en un laboratorio especializado. Suele presentarse en quemaduras en las puntas de las hojas.

Suelo compacto

El suelo compacto suele darse en jardines con mucho tránsito. Si además el suelo es arcilloso le añadimos problemas de encharcamiento y falta de oxígeno. Tendremos que realizar labores de aireación y escarificado para solucionar el problema.

Artículos de su interés:

Escarificación  y aireación del césped

Escarificado del césped

Escarificador
Escarificador

Suelo de mala calidad

Son suelos muy arcillosos, con restos de obras, con excesos de piedras,….

Hay que preparar el terreno antes de sembrar o colocar tepes en él. Sino el resultado será de un crecimiento escaso y hojas amarillentas en el césped.

Artículos de su interés:

Tipos de suelo

Plantación de tepes de césped natural versus siembra de semillas

Instalación tepes
Instalación tepes

Problemas en la siembra

Los problemas que podemos tener a la hora de sembrar son:

  • Las semillas han sido enterradas muy profundo y no pueden salir a la superficie.
  • Las semillas son viejas y no germinan.
  • Después de sembrar el terreno se ha compactado dificultando la salida a la superficie.
  • Pájaros y hormigas se llevan las semillas
  • Exceso de agua y se han podrido. El riego ha de ser en forma de lluvia de 2 a 3 veces al día.
  • El estiércol está en contacto directo con la semilla y la puede pudrir.
  • Exceso de fertilizantes que queman la semilla.
  • Temperaturas extremas, mucho frío o mucho calor inhiben la germinación.
  • La semilla no está en perfecto estado de contacto con la tierra, hay que pasar un rulo.

Artículos de su interés:

Semillas de césped

Tipos de semillas

Quemaduras por exceso de sol

Los motivos son varios:

  • La variedad de césped no se ajusta al clima dónde nos encontramos.
  • Un corte muy bajo con calor intenso produce que se quemen las hojas.
  • Regar a pleno sol puede producir quemaduras en las hojas.

Artículos de su interés:

Consejos útiles sobre mantenimiento del césped natural

Sembrar césped tu sólo

Sembrar césped con semillas no requiere muchas complicaciones, bien sea para resembrar una zona del jardín o para cubrirlo completamente

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

La Primavera y principios del Otoño son las épocas propicias para plantar o sembrar césped con semillas, ambas estaciones no son de temperaturas extremas como el invierno y el verano y son más propicias para el “crecimiento”. Las semillas que plantemos en Otoño saldrán más rápidamente, unas dos semanas, ya que el terreno está muy caliente de todo el verano, mientras que las de Primavera tardarán de tres a cuatro semanas en crecer.

Depende de la climatología de la zona podrá variar la época de siembra.

Climas continentales, de mediados de marzo hasta finales de mayo y de finales de agosto hasta mediados de octubre.

Climas oceánicos, de primeros de marzo hasta mediados de junio y de finales de agosto hasta primeros de noviembre.

Clima mediterráneo, de finales de febrero hasta mediados de mayo y de primeros de septiembre hasta mediados de noviembre.

El césped es una mezcla de varios tipos de semillas de gramíneas y dependiendo del tipo y porcentaje de ellas entre sí, tendremos un tipo de césped distinto. Todos los tipos de césped serán buenos, lo que los diferenciará será por las condiciones particulares de cada uno, bien climáticas, el uso que se va a dar, cuidados, características del suelo y del agua y zonas sombrías.

Semillas de césped
Semillas de césped

No debemos cambiar el tipo de semillas que sembremos ya que si necesitamos más adelante resembrar alguna zona se notará si lo hacemos con unas semillas distintas

Con unos sencillos pasos que detallamos a continuación, la siembra del césped no supondrá ningún problema:

Drenaje. Es muy importante antes de empezar que el sistema de drenaje que tenemos en nuestro jardín funcione correctamente no formándose charcos en ninguna zona, ya que propiciaría problemas de hongos.

Riego. Lo más aconsejable es instalar un sistema de riego automático, si lo tenemos ya instalado es conveniente su revisión, asegurándonos que el riego llegue a todas la zonas, ni muy mojado ni muy seco.

Si es la primera vez que sembramos césped lo mejor es hacer una falsa siembra. Consiste en regar el jardín como si ya estuviese sembrado, con ello conseguiremos que las malas hierbas crezcan y poder aplicar un herbicida para eliminarlas. Si solamente es una resiembra en alguna parte del jardín aplicaremos un herbicida de hoja ancha en ese trozo para eliminar las malas hierbas.

Tierra de calidad. El césped necesita una capa de tierra de calidad de unos 10 centímetros, para ello añadiremos tierra vegetal para garantizar su crecimiento. Dicha tierra vegetal es una mezcla de compost, arena, y tierra normal de jardín.

Lo más aconsejable si es la primera vez que sembramos es rastrillar el terreno, luego nivelarlo y compactarlo con un rodillo.

Abono químico. Lo más aconsejable es aplicar un abono químico 15-15-15 de fondo, lo mejor es esperar a que el césped haya salido y realizar de dos a tres siegas para hacerlo. El más aconsejable es tipo órgano-mineral de liberación lenta.

Siembra y rastrillado. La siembra se puede realizar a mano o en tiendas especializadas nos pueden alquilar pequeñas maquinas fáciles de usar. Ha de distribuirse de forma homogénea. Hay que rastrillar el terreno suavemente para enterrarlas un poco.

Crecimiento césped
Crecimiento césped

Uso de rodillo. El uso del rodillo se puede realizar, aunque si bien es cierto que una vez sembrado no puede pisarse, a la hora de regarlo se compactará la semilla con el terreno.

Regar. El terreno debe mantenerse siempre húmeda, para ello se debe regar pocos minutos pero muchas veces al día. Lo más aconsejable son tres riegos diarios, a primera hora de la mañana, mediodía y media tarde. Muy importante que no se formen charcos. Según vaya el césped creciendo se irá reduciendo paulatinamente, hasta que dejemos un riego diario.

Ahora ya solo queda darle tiempo a que crezca y a disfrutarlo.

Otros artículos de su interés:

Colocación de tepes o césped en rollos.

Cuidados del césped en otoño.