Archivo de la etiqueta: crecimiento

Césped natural

Césped natural, hierba, grama o pasto es una docena de especies de gramíneas que crecen creando una cubierta verde y densa

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

El césped natural es muy utilizado como planta ornamental en jardines, prados y también
para la práctica de actividades recreativas y diversos deportes.

En casi todos los jardines, ya sean pequeños o grandes, existe una zona con césped,
esto se debe a que cumple su función de paisajismo, da sensación de uniformidad al
jardín unificando todas las piezas que lo compongan gracias al color regular que tiene
en todas las zonas, proporciona profundidad al jardín, recreando un sitio de reunión y
juego, además con unos cuidados básicos aguanta bien el pisoteo.

Césped en buen estado
Césped natural

El césped natural crece mediante semillas en las estaciones templadas (primavera y
otoño). Suelen utilizarse mezclas de especies diferentes de semillas ya que cada una
aporta sus características específicas, adaptándose mejor a los usos, climatología
existente en la zona o necesidades concretas que se vaya a realizar.

Su crecimiento se realiza mejor a pleno sol, si bien es cierto que existen especies que
se adaptan a zonas sombrías, es mejor que sean poco espesas para conseguir su
crecimiento.

Es aconsejable que para cada zona climática se utilice una mezcla determinada de
semillas.

Semillas césped natural

El césped natural necesita riegos regulares para su supervivencia, dependiendo de la
climatología existente en cada momento, el tipo de suelo, la orientación del jardín, la
época del año o la exposición solar a la que está expuesto.

Y por último necesita un abono rico en nutrientes, sobretodo nitrógeno, que sería
conveniente aplicarlo de 2 a 3 veces al año.

Antes de plantar césped natural, debemos preparar el terreno para que esté en perfectas
condiciones.

Si en el terreno que tenemos hay un exceso de arena o yeso, debemos aplicar una capa de
tres a cinco centímetros de musgo o turba para enriquecer el terreno, aunque no
presente ese exceso, se puede aplicar igualmente ya que es beneficioso para la tierra.

Debemos comprobar la nivelación del terreno, y el drenaje para evitar que se formen
posibles bolsas de agua que puedan perjudicar al césped natural. Una vez realizado
esto, habrá que rastrillar la tierra alrededor de 15 centímetros de profundidad
eliminando todos los terrones de tierra que estén formados. Estas labores pueden
realizarse en cualquier época del año, lo único que siempre deberá estar el terreno
seco.

Otros artículos de su interés:

Ventajas del césped natural

Mantenimiento del césped natural

Riego por aspersión o riego con manguera

 

Fertilizantes

Fertilizantes son sustancias orgánicas o inorgánicas, las cuales contienen nutrientes que asimilan las plantas para mejorar la calidad del suelo, su crecimiento y su desarrollo.

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

El césped necesita para su desarrollo nutrientes, una docena de elementos químicos que la planta pueda absorber, entre estos nutrientes el agua y el hidrógeno aportan oxígeno y carbono en grandes cantidades.

Otros nutrientes que encontramos en el suelo también necesarios son el calcio, hierro y azufre. Los elementos básicos que deben contener los fertilizantes son tres, nitrógeno, fósforo y potasio.

Lo primero es determinar el tipo de césped que tenemos en nuestro jardín, las propiedades de la tierra y como y cuando aplicar el fertilizante adecuado. Para ello lo mejor es dejarnos aconsejar por un profesional que nos indicará la dosis, la época para realizarlo y unos consejos para poder obtener un césped verde y saludable.

Césped en buen estado
Césped en buen estado

No todos los suelos tienen los mismos nutrientes necesarios para el césped, y los motivos por los que hay que fertilizar son diferentes, entre ellos:

  • Suelos muy arenosos, con muy pocos nutrientes.
  • La continua siega que realizamos.
  • Fortalece y previene de enfermedades, también le ayuda a recuperarse de ellas y de pisoteo.
  • Estimula el crecimiento de raíces y hojas.
  • Repone las pérdidas de nutrientes.
  • Controlar y disminuir.

Para saber la cantidad necesaria de fertilizante debemos analizar el suelo y conocer su pH, conocer el tipo de césped que tenemos en el jardín y calcular la superficie de jardín para conseguir una cantidad correcta.

En el mercado existen varios tipos de fertilizantes dependiendo de su forma o estado, son:

  1. Líquidos: Son de acción rápida. Llegan a las raíces penetrando en la tierra rápidamente. Se mezclan con agua y se aplican con la manguera o por el riego automático.
  2. Granulados: Se aplican con un esparcidor y necesitan ser regados para su disolución y penetración en la tierra. Existen fertilizantes granulados de liberación lenta, que obviamente libera nutrientes de poco en poco. Las ventajas es que nutre adecuadamente el césped durante un período largo de tiempo, evita su crecimiento excesivo, y los fertilizantes granulados de liberación rápida que libera los nutrientes en 4 semanas aproximadamente.

También existen fertilizantes que a la vez que nutren llevan una acción herbicida, existen los preemergentes que se aplican a principios de primavera para evitar que salgan las malas hierbas y los postemergentes que es eficaz en las malas hierbas que ya han aparecido.

Los fertilizantes están compuestos de distintos elementos químicos y proporciones. Debemos tener en cuenta a la hora de elegir el fertilizante es que contenga los tres elementos químicos necesarios para cualquier planta, nitrógeno, fósforo y potasio.

Además de estos tres son necesarios el calcio para las raíces, magnesio, azufre que potencia el verdor, cinc, hierro, manganeso mejora la fotosíntesis junto con el hierro, cobre, molibdeno, boro, etc..

En los envases de los fertilizantes encontraremos siempre tres numeraciones seguidas, la primera de ellas corresponde a la cantidad de nitrógeno, el cual llevará la mayor cantidad, la segunda a la del fósforo y la tercera a la del potasio.

Dependiendo del césped, época, clima, suelo y el uso que vamos a dar a nuestro jardín variará el fertilizante a utilizar, por eso un césped ornamental será fertilizado a mediados de primavera y principios de otoño, y con suelos muy arenosos se realizará con más frecuencia. La cantidad nos la indicará el envase o mejor el personal especialista que preguntemos.

Hay que fertilizar en periodos de crecimiento del césped y dependiendo de la estación. Por eso en césped de estación fría en otoño habrá que abonar generosamente, mientras que en primavera se realizará con muy poco abono; y en la estación cálida en otoño habrá que abonar y en primavera abonar cuando comience a reverdecer.

De forma general la frecuencia del abono sería por estaciones, verano, otoño, invierno y primavera.

Se recomienda hacer el abonado un día después de segar el césped, no aplicándose con él mojado o húmedo.

Fertilizantes
Fertilizantes

A la hora de utilizar el fertilizante hay que tener unas medidas mínimas de seguridad como son la utilización de gafas, guantes, mascarillas, pantalones y camiseta largas y botas de goma. Comprar sólo la cantidad que vayamos a utilizar en la temporada para evitar que se estropee.

Otros artículos de interés:

¿Cómo hacer el abonado del césped natural?

Abonos simples y abonos compuestos

Cómo controlar la maleza en el césped

Se denomina maleza a toda hierba  o planta que crece dónde nosotros teníamos previsto que creciese otra cosa.

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

La maleza además de afear nuestro jardín, quita nutrientes, agua, espacio y sol a nuestro césped.

Lo primero es la prevención, con unos sencillos pasos podremos controlar la maleza de nuestro jardín.

Maleza en el césped
Maleza en el césped

Estas hierbas crecen porque no se han tenido en cuenta una serie de cuidados en nuestro césped para evitarlo. Con estos sencillos cuidados de nuestro jardín evitaremos que aparezca la maleza.

— El corte ha de ser adecuado. Si es muy corto permite a la maleza que crezca, si por el contrario es demasiado largo hará que la maleza crezca en busca del sol.

— El riego y fertilización han de ser los adecuados, sino el césped se perjudica y la maleza crece mejor.

— Eliminar la maleza en cuando aparezca. Si la dejamos crecer sus raíces se harán más fuertes.

— No hay una estación principal para el crecimiento de la maleza, hay que estar atentos siempre frente al crecimiento de la maleza.

— En césped de tepes salen menos malezas.

— Mantenerle libre de hongos y plagas, esto debilitaría nuestro césped no pudiendo hacer frente a la maleza.

Dentro de las malas hierbas, podemos distinguir:

• Monocotiledóneas  o de Hoja Estrecha: Son, entre otras, los juncos.

 Dicotiledóneas  o de Hoja Ancha: Son, entre otras, Amapola, Diente de León, Hierba de Halcón, Trébol …

Para combatir esta maleza o malas hierbas se pueden realizar de dos formas:

1. Eliminación manual. Arrancándolas a mano, siempre que la parcela sea pequeña y no contenga demasiadas malas hierbas.

2. Eliminación con herbicidas. Es más fácil acabar con ellas cuando se trata de hierbas de hoja ancha o Dicotiledóneas. Las Monocotiledóneas o de hoja estrecha son más difíciles de erradicar ya que pertenecen a la misma familia que el césped y el herbicida podría dañarlo.

Para mantener el cuidado de nuestro césped frente a la maleza, se puede aplicar un herbicida dos veces al año.

Según actúen los herbicidas podemos clasificarlos:

Herbicidas Sistémicos: Actúan en la planta penetrando a través de las hojas y raíces y matándolas.

• Herbicidas de Contacto: las zonas de hierba que entran en contacto con el herbicida las destruye, muriendo así la planta por no poder nutrirse.

Según el momento en el que germinen los herbicidas pueden ser:

• Herbicidas Preemergentes: Son preventivos, ya que se aplican antes de que aparezcan las malas hierbas.

• Herbicidas Postemergentes: Se aplican cuando ya han aparecido las malas hierbas.

Otra clasificación sería según el tipo de malas hierbas a eliminar:

• Herbicidas contra plantas de hoja ancha o Dicotiledóneas

Estos herbicidas no dañan el césped natural, sus principales materias activas son, Dicamba, MCPA y 24-D, se aplican directamente sobre las hojas de la maleza para envenenarla, no puede regarse durante los 3 días siguientes a la aplicación.

Otro tipo de materia activa es Isoxaben, se aplica en el suelo antes de que germinen las malas hierbas, y sin plantar el césped natural ya que podría dañarlo.

Pautas a seguir para una correcta utilización de herbicidas:

• Elegir un herbicida que no daña al césped natural.

• Eliminar las malas hierbas de nuestro césped.

• No aplicarlo cuando haya viento, para evitar inhalarlo o se deposite en otras zonas del jardín, ni tampoco a pleno sol.

• Para su aplicación utilizar mascarilla, guantes, pantalón y camisa largos y botas de goma, lavando toda la ropa tras su uso.

• Aplicar las dosis recomendadas en el envase.

• Niños, perros, gatos y demás mascotas han de mantenerse alejados tras su aplicación.

• En caso de césped recién sembrado habrá que retrasar el empleo del herbicida.

• No siegue antes ni después de aplicar el herbicida.

• Aplicar sobre la mala hierba aún joven, ya que si ha madurado lo suficiente será resistente al herbicida.

• Al finalizar limpiar los materiales empleados y eliminar los restos de malas hierbas cortados evitando que caigan en otras zonas del jardín y se extienda.

• Alejar los productos fitosanitarios de otras sustancias y materiales.

• Generalmente los herbicidas actúan mejor con temperaturas superiores a 15º C .

• Emplee las dosis recomendadas por el fabricante.

• Es conveniente airear el césped cuando esté muy compactado.

Trébol
Trébol

Hay dos estaciones principales  en las que hay que estar más atento en nuestro césped:

• Principios de Primavera:

Revisar el césped en busca de maleza, en caso de que no hubiese aplicar un herbicida preemergente para prevenir la aparición.

• Finales de Primavera:

Eliminar las primeras malas hierbas que hubieran salido con un herbicida o eliminarlas de forma manual.

• Otoño:

Después de la última siega antes del invierno, arrancar las malezas mayores para que no sobrevivan el invierno y aplicar un herbicida.

Otros artículos de interés:

Control de malas hierbas

Cuidados del césped en Otoño