Archivo de la etiqueta: cuidados

Fertilizantes para césped

Para un perfecto crecimiento del césped es necesario la utilización de fertilizantes, ya que aportan la cantidad de nutrientes que necesitan

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

Antes de comenzar a utilizar fertilizantes, debemos conocer la variedad del césped que tenemos en el jardín, las propiedades del suelo y la cantidad y la forma de aplicar el fertilizante.

Todo fertilizante debe contener principalmente tres elementos, los cuales son: nitrógeno, fósforo y potasio. Además de otros también necesarios para su crecimiento como son el boro, manganeso o cobre.

Nosotros le aconsejamos la utilización de un fertilizante complejo formado por microelementos, perfecto para un correcto desarrollo de la planta. Si lo desea puede solicitar presupuesto sin compromiso.

Fertilizantes
Fertilizantes

Los fertilizantes, al igual que ocurre con otras tareas que realizamos al césped como son la siega o el riego, realizarlas de una forma inadecuada puede dañar a la planta. Por lo tanto siempre debemos conocer la dosis correcta para aplicar y siguiendo las normas y consejos sobre la manipulación del fertilizante que el fabricante nos indique.

Pero porqué es necesario fertilizar el césped, qué tipos de fertilizantes utilizar o cómo debe realizarse son las dudas más comunes que nos surgen a la hora de oír hablar de fertilizantes. Desde aquí vamos a dar a conocer esta tarea tan necesaria para el césped natural y nombrar algunos de los errores más comunes que se cometen, para así evitarlos.

Al igual que los animales, las plantas necesitan de nutrientes para su correcto desarrollo. En ocasiones algunos suelos favorecen la absorción de los nutrientes, pero con el paso el tiempo, los riegos y las siegas van disminuyendo ese aporte tan necesario.

Royal Grass

Las razones por las que la planta necesita de esos nutrientes que el fertilizante aporta son:

  • Realizar siegas continuadas.
  • Los suelos están escasos de nutrientes o son muy arenosos.
  • Controla y disminuye sensiblemente la aparición de malas hierbas.
  • El crecimiento de raíces y hojas se activa.
  • Previene el ataque de hongos fortaleciendo a la planta. En caso de haber sufrido daños por estos ataques ayuda en su recuperación.
  • Con poco nitrógeno, el césped presenta poca densidad y un tono más amarillento.

La cantidad de fertilizante a aplicar dependerá del tipo de suelo, la variedad del césped y la superficie que tengamos.

El tipo de abono que utilizamos en nuestros cultivos contiene las cantidades ideales de nitrógeno, fósforo, potasio, magnesio, azufre, boro, hierro, manganeso y zinc, todas ellas muy necesarias para el crecimiento del césped. Se presenta de forma granulada permitiendo una distribución de sus nutrientes de una forma eficiente y equilibrada.

Abono perlado Agrocesped
Abono perlado Agrocesped

Dependiendo de su forma o estado de presentación, los fertilizantes podrán ser líquidos o granulados:

Líquido, penetra rápidamente en la tierra. Habitualmente se mezclan con agua.

Granulado, se reparten por el terreno y deben regarse para su completa disolución y absorción en la tierra. Es fácil de controlar la cantidad que aplicamos. Los fertilizantes granulados pueden ser de liberación lenta o rápida.

  • Lenta, libera gradualmente los nutrientes que necesita la planta, suele durar entre 8 a 12 semanas. Este tipo de fertilizantes nutren de manera correcta y durante más tiempo, se reduce la pérdida de nutrientes, impide un crecimiento excesivo de la planta y reduce la posibilidad de que el césped sufra quemaduras.
  • Rápida, en tan sólo 4 semanas libera todos los nutrientes.

Dependiendo del agua que reciba el césped natural y de la temperatura ambiente, los tiempos de absorción podrán variar.

Existen un tipo de fertilizantes con acción herbicida. En el caso de presencia de malas hierbas utilizaremos un postemergente, y para evitar su aparición un preemergente.

Todos los elementos químicos de que están formados los fertilizantes aportan una serie de características y beneficios al césped natural. A continuación vamos a detallar los elementos más utilizados, su simbología y una pequeña descripción.

  • Nitrógeno (N): Favorece el desarrollo de las hojas, y proporciona su tonalidad verde. Este elemento es el que más presencia tiene.
  • Fósforo (P), Calcio (Ca) y Potasio (K): Ayudan en el correcto desarrollo de las raíces, además en el caso del Potasio le aporta resistencia ante fríos intensos, enfermedades o sequías.
  • Magnesio (Mg): Favorece la formación de azúcares, siendo esencial en el tejido vegetal.
  • Azufre (S): Potenciador de su coloración y posee acción fungicida.
  • Cinc (Zn): Participa en el crecimiento y desarrollo del césped. Es esencial en el metabolismo del nitrógeno y en la síntesis de proteínas.
  • Hierro (Fe): Es fundamental para su crecimiento. Su falta se aprecia en las zonas más amarillentas.
  • Manganeso (Mn): Mejora la fotosíntesis cuando se une con el Hierro.

Los fertilizantes deben contener siempre nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K) en la proporción 12%, 11% y 18% respectivamente como principales, pero además son muy necesarios otros como zinc, manganeso, azufre magnesio, hierro y boro para obtener un buen crecimiento de la planta.

Los fertilizantes debemos aplicarlos tanto en primavera como en otoño. Siempre que no haga un calor o frío extremos. La cantidad a aplicar es muy importante ya que una dosis baja no aportaría nada a la planta pero una aportación excesiva provocaría grandes daños al césped.

Riego con aspersores

No deben producirse concentraciones de fertilizante en ninguna zona del césped, ya que podríamos provocarle quemaduras. Se puede realizar de manera manual, esparciendo el abono aleatoriamente o mediante herramientas facilitando esta tarea. A continuación, siempre debemos regar el jardín para que el abono se disuelva y penetre en la tierra correctamente.

Es aconsejable realizar el abono después de la siega y nunca con el césped mojado o húmedo, ya que podría quedarse pegado a las hojas y provocarle quemaduras.

Debemos tener especial cuidado cuando vayamos a fertilizar el césped, nunca lo haremos con viento, siempre utilizando prendas y accesorios de protección, evitar el contacto con la piel y después de su utilización se limpiarán todos los utensilios correctamente.

Los errores más comunes que se producen a la hora de abonar el césped es por bajas proporciones de los elementos necesarios para su crecimiento, no abonar de una manera uniforme y no regar lo suficiente después de abonar.

Siguiendo estas pequeñas pautas conseguiremos un jardín con un césped natural en perfecto estado durante todo el año.

Otros artículos de su interés:

Escarificado y aireado del césped

Mantenimiento del césped en otoño

Cuidados del césped en junio

Los cuidados del césped durante el mes de junio son principalmente abonar y regar, el abono en estas fechas ya previas al calor intenso es muy importante

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

Durante este mes de junio los cuidados del césped son muy necesarios, sobre todo a la hora de fertilizar el césped.

Realizamos un abono previo antes de la llegada de la primavera, por el mes de marzo-abril, dependiendo también un poco de la climatología, asegurándonos que ya no se produjesen heladas.

Esos cuidados previos que hemos realizado en el césped son muy necesarios para poder tener un césped a estas alturas del año en perfecto estado.

Aunque como siempre hay remedio para todo, en caso de que el césped lo hayamos tenido un poco olvidado o simplemente por falta de cuidados, el mercado nos ofrece la opción de instalar rollos de césped natural o tepes.

Es la manera más rápida, cómoda y eficaz de tener un césped en perfecto estado y en tan sólo unas horas.

Unión del tepes
Unión del tepes

Su instalación es muy sencilla, pudiendo realizar esta tarea uno mismo. Se colocarán los rollos de césped sobre el terreno e iremos estirando uno por uno, como si de alfombras se tratase, y con ayuda de un cuchillo bien afilado iremos recortando las partes que sobran hasta dar la forma definitiva del jardín.

Así de fácil comprobará como su jardín ha cambiado de aspecto de una forma extraordinaria, luciendo ahora un césped tupido, libre de calvas y malas hierbas, suave al tacto y de un verde intenso.

Los cuidados del césped en junio además de la fertilización como ya hemos dicho anteriormente, es necesario mantener un riego adecuado.

Siempre después del abonado del césped hay que regarlo, para ello el riego deberá realizarse de poco a poco, para evitar que un exceso de agua arrastre el fertilizante y no penetre en la tierra.

En caso de que la primavera haya sido lluviosa esos riegos que nosotros realizamos deberemos de distanciarlos, ya que un exceso de agua sería perjudicial al césped.

Cuidados del césped en junio

El mercado nos ofrece la posibilidad de instalar riego por aspersión con detectores de lluvia, una buena forma de ahorrar agua y evitar encharcamientos en el césped gracias a su sistema de detección se parará el riego automáticamente.

Si la primavera está siendo más seca, calor y alguna tormenta típica de estas fechas que nos ayuda a mantener la humedad en el jardín, deberemos regar el jardín un poco a demanda.

Nunca deberemos producir encharcamientos en la tierra, ya que además si acabamos de abonar eliminaremos todo ese extra de nutrientes que queremos aportar al césped.

Otro de los cuidados del césped en junio es la siega, cortaremos el césped todas las semanas manteniéndole a una altura de unos 3 a 4 cm.

Siguiendo estos pequeños cuidados podremos disfrutar de un jardín con un césped formidable y fuerte para el uso tan continuado que se dará de él en estos meses.

Otros artículos de interés:

¿Qué son los tepes?

Sistemas de riego

Cuidados del césped en verano

Ya llega el verano y debemos realizar algunos cuidados del césped para que pueda soportar las altas temperaturas y el gran uso que se hará de él

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

Los cuidados del césped en verano son una continuidad de los que ya hemos tenido que realizar durante el invierno y sobre todo en primavera.

Es justo con las altas temperaturas y el buen tiempo ya encima, cuando nos acordamos del jardín y del estado en el que se encuentra el césped.

Si se nos ha ido de las manos el no realizar los cuidados necesarios para el césped, no hay problema, ya que el mercado nos ofrece la posibilidad de instalar tepes en nuestro jardín.

Los tepes son planchas o rollos de tierra con césped natural de la mejor calidad, gracias a su minuciosa selección de las mejores semillas.

Estos rollos de césped natural son extraídos de la plantación con máquinas especiales, para su posterior instalación en jardines.

Instalación tepes
Instalación tepes

Es la manera más rápida y cómoda de conseguir un jardín en perfecto estado y en tan sólo unas horas.

La instalación de los tepes es muy sencilla, tan sólo deben extenderse sobre el terreno y con ayuda de un cuter se irán recortando las partes que sobran hasta dar con la forma definitiva del jardín.

Así de fácil y rápido, su jardín cambiará de aspecto de una manera formidable, pudiendo hacer un uso completo de él en tan sólo unos días.

Estos rollos de césped natural están libres de calvas y malas hierbas, obteniendo un jardín de un verde espectacular, tupido, suave al tacto y de una manera rápida y sencilla.

De esta forma nos podemos olvidar de la siembra tradicional tan lenta y laboriosa, en ocasiones no creciendo en todas las zonas por igual, dando como resultado un jardín despoblado y con mal aspecto.

No obstante, debemos conocer los cuidados del césped en verano para mantenerlo en perfectas condiciones de uso.

Royal Grass
Cuidados del césped en verano

Con las altas temperaturas el césped entra en una fase de letargo, va perdiendo color y reduce considerablemente su desarrollo, por lo que las siegas se distanciarán.

En estas fechas es muy importante el riego, y por ello aunque el desarrollo del césped no sea el mismo, no podemos dejar de regarlo de una forma diaria y abundante, eso sí, siempre evitando los encharcamientos.

Para mantener esa coloración que con la fase de letargo va perdiendo, es importante seguir manteniendo esos cuidados del césped en verano y aplicar una vez al mes un fertilizante líquido (con bomba de mochila), para conseguir esa coloración tan deseada en el césped y que además le hace tan atractivo a la vista.

Con el calor también pueden aparecer malas hierbas, por eso debemos estar atentos y en cuanto salgan arrancarlas manualmente.

Es aconsejable haber utilizado un herbicida antigerminante durante la primavera, para evitar lo más posible su aparición en los meses posteriores.

Con estos sencillos cuidados ya tenemos el jardín deseado para realizar nuestras celebraciones, eventos o tareas cotidianas, sólo toca disfrutar.

Otros artículos de interés:

Consejos para la preparación del terreno y la instalación de tepes

Ventajas del césped natural