Archivos de la categoría Fertilización

Conocer los abonos y fertilizantes con los que podemos ayudar a crecer el césped natural en perfecto estado es muy importante.

Los abonos y fertilizantes aportan a la planta los nutrientes necesarios para su buen desarrollo tanto en las raíces como en las hojas.

Que es mejor compost o fertilizantes, que errores podemos cometer a la hora de abonar, son algunas de las cuestiones que encontrará en esta sección.

Abono para césped natural

Clasificación de abonos para césped natural

¿Cómo hacer el abonado de césped natural?

Opciones para el abonado de césped natural

¿Cómo abonar el césped natural con compost?

Errores más comunes al abonar el césped

El uso de abonos en el césped se utiliza de forma inmediata cuando se ven las 3 necesidades básicas, poca densidad, está amarillo o es primavera.

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

Sólo en los casos de céspedes de uso profesional o alto rendimiento, el abono es anual. Lo más adecuado en este caso es analizar el tipo de suelo que existe que incluye datos como el PH para saber su salinidad.

Uso de abonos no equilibrados

Las gramíneas necesitan nitrógeno (N) fosfórico (P2O5) y potasa (K2O) en la proporción 2-1-2.

Este dato nos sirve de orientación para elegir un abono específico para el césped.

No hay que utilizar abonos agrícolas ni universales, ya que no existe ningún fertilizante universal.

El uso de fertilizantes desequilibrados trae como consecuencia:

  • El césped se torna verde inmediatamente, pero pierde coloración al poco tiempo.
  • La frecuencia del corte se aumenta llegando casi a duplicarla.
  • Existe riesgo de quemaduras en el césped.
  • No absorbe adecuadamente los nutrientes.

Utilización de abonos químicos

El suelo necesita reponer los nutrientes que absorben las plantas. Se puede realizar de dos formas:

  • Materia orgánica, las plantas reintegran al suelo raíces y hojas que desprenden y caen al suelo pasando a formar parte del humus
  • Uso de fertilizantes.

Por lo tanto es necesario ambas cosas para su correcta fertilización.

Fertilizantes
Fertilizantes

Aportando materia orgánica a la hora de abonar el césped conseguimos:

  • La materia orgánica retiene la humedad y evita su evaporación, lo que conlleva un menor consumo de agua.
  • Esta materia orgánica ayuda a la descomposición de los restos vegetales y lo convierte en humus más rápido, como es el caso de reciclar los restos de siega.
  • Aporta un 5% de Nitrógeno de liberación lenta.
  • Mejora la estructura del suelo, bien sean arenosos como arcillosos.

Los oligoelementos que son esenciales para nuestro césped ya que lo reverdecen y le previenen de enfermedades son:

  • Magnesio (Mg), Componente importante en la clorofila de la hoja y en su crecimiento. Un bajo contenido de éste amarillea el césped.
  • Azufre (SO3), fuerte fungicida y también como reverdecedor.

Sin estos dos elementos nuestro jardín ralentizará su crecimiento y las hojas amarillearan perdiendo todo su verdor.

El abono no se realiza de forma uniforme

A la hora de realizar el abono de nuestro césped es importante que la distribución se realice de forma uniforme.

En el mercado existen máquinas distribuidoras para jardines de cualquier tamaño, aunque lo más habitual es realizar la distribución de forma manual.

Si elegimos realizarlo de forma manual acotaremos el terreno en parcelas más pequeñas de igual tamaño y pesar la dosis que se va a distribuir en cada zona, así tendremos completa seguridad que no se nos olvida de abonar ningún trozo de césped o un exceso de abono en alguna zona.

Abonar el césped cuando nos acordamos o tiene mal aspecto

El césped requiere de abono en dos épocas importantes para su desarrollo como son la primavera y el comienzo del otoño, en ambos casos no podemos olvidar abonarlas si queremos disfrutar de un césped denso y verde.

No regar suficiente después de abonar el césped

Después de abonar el césped es muy importante regarlo.

En caso de que sepamos con exactitud de que va a llover podemos realizar el abono unos días antes y así aprovechar esa agua de lluvia para regarlo.

Si no lo regaremos manualmente o por medio de aspersores.

En ambos casos debemos comprobar que el abono ha sido totalmente diluido e integrado en el terreno para su absorción.

Riego con aspersores
Riego con aspersores

Con este riego nos aseguramos:

  • Conseguir un mejor aprovechamiento del abono
  • Su correcta integración en el subsuelo.
  • Impedir que se produzcan quemaduras indeseadas.

Tampoco hay que pasarse con el riego porque se llevaría consigo el abono consiguiendo una disminución de su efectividad.

Otros artículos de interés:

Compost casero o abono natural

Clasificación de abonos para césped natural

 

Fertilizantes

Fertilizantes son sustancias orgánicas o inorgánicas, las cuales contienen nutrientes que asimilan las plantas para mejorar la calidad del suelo, su crecimiento y su desarrollo.

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

El césped necesita para su desarrollo nutrientes, una docena de elementos químicos que la planta pueda absorber, entre estos nutrientes el agua y el hidrógeno aportan oxígeno y carbono en grandes cantidades.

Otros nutrientes que encontramos en el suelo también necesarios son el calcio, hierro y azufre. Los elementos básicos que deben contener los fertilizantes son tres, nitrógeno, fósforo y potasio.

Lo primero es determinar el tipo de césped que tenemos en nuestro jardín, las propiedades de la tierra y como y cuando aplicar el fertilizante adecuado. Para ello lo mejor es dejarnos aconsejar por un profesional que nos indicará la dosis, la época para realizarlo y unos consejos para poder obtener un césped verde y saludable.

Césped en buen estado
Césped en buen estado

No todos los suelos tienen los mismos nutrientes necesarios para el césped, y los motivos por los que hay que fertilizar son diferentes, entre ellos:

  • Suelos muy arenosos, con muy pocos nutrientes.
  • La continua siega que realizamos.
  • Fortalece y previene de enfermedades, también le ayuda a recuperarse de ellas y de pisoteo.
  • Estimula el crecimiento de raíces y hojas.
  • Repone las pérdidas de nutrientes.
  • Controlar y disminuir.

Para saber la cantidad necesaria de fertilizante debemos analizar el suelo y conocer su pH, conocer el tipo de césped que tenemos en el jardín y calcular la superficie de jardín para conseguir una cantidad correcta.

En el mercado existen varios tipos de fertilizantes dependiendo de su forma o estado, son:

  1. Líquidos: Son de acción rápida. Llegan a las raíces penetrando en la tierra rápidamente. Se mezclan con agua y se aplican con la manguera o por el riego automático.
  2. Granulados: Se aplican con un esparcidor y necesitan ser regados para su disolución y penetración en la tierra. Existen fertilizantes granulados de liberación lenta, que obviamente libera nutrientes de poco en poco. Las ventajas es que nutre adecuadamente el césped durante un período largo de tiempo, evita su crecimiento excesivo, y los fertilizantes granulados de liberación rápida que libera los nutrientes en 4 semanas aproximadamente.

También existen fertilizantes que a la vez que nutren llevan una acción herbicida, existen los preemergentes que se aplican a principios de primavera para evitar que salgan las malas hierbas y los postemergentes que es eficaz en las malas hierbas que ya han aparecido.

Los fertilizantes están compuestos de distintos elementos químicos y proporciones. Debemos tener en cuenta a la hora de elegir el fertilizante es que contenga los tres elementos químicos necesarios para cualquier planta, nitrógeno, fósforo y potasio.

Además de estos tres son necesarios el calcio para las raíces, magnesio, azufre que potencia el verdor, cinc, hierro, manganeso mejora la fotosíntesis junto con el hierro, cobre, molibdeno, boro, etc..

En los envases de los fertilizantes encontraremos siempre tres numeraciones seguidas, la primera de ellas corresponde a la cantidad de nitrógeno, el cual llevará la mayor cantidad, la segunda a la del fósforo y la tercera a la del potasio.

Dependiendo del césped, época, clima, suelo y el uso que vamos a dar a nuestro jardín variará el fertilizante a utilizar, por eso un césped ornamental será fertilizado a mediados de primavera y principios de otoño, y con suelos muy arenosos se realizará con más frecuencia. La cantidad nos la indicará el envase o mejor el personal especialista que preguntemos.

Hay que fertilizar en periodos de crecimiento del césped y dependiendo de la estación. Por eso en césped de estación fría en otoño habrá que abonar generosamente, mientras que en primavera se realizará con muy poco abono; y en la estación cálida en otoño habrá que abonar y en primavera abonar cuando comience a reverdecer.

De forma general la frecuencia del abono sería por estaciones, verano, otoño, invierno y primavera.

Se recomienda hacer el abonado un día después de segar el césped, no aplicándose con él mojado o húmedo.

Fertilizantes
Fertilizantes

A la hora de utilizar el fertilizante hay que tener unas medidas mínimas de seguridad como son la utilización de gafas, guantes, mascarillas, pantalones y camiseta largas y botas de goma. Comprar sólo la cantidad que vayamos a utilizar en la temporada para evitar que se estropee.

Otros artículos de interés:

¿Cómo hacer el abonado del césped natural?

Abonos simples y abonos compuestos

Compost

Compost se puede conseguir gracias a la reutilización del césped cortado

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

Cuando cortamos el césped de nuestro jardín la mayoría de la gente elimina los restos de césped al contenedor de residuos orgánicos sin pensar en que pueda existir otra alternativa de aprovechamiento como abono natural siendo un método natural y económico para el propio césped o las plantas que existan.

Tiene la ventaja de descomponerse muy rápido debido a que contiene muy poca lignina que es el elemento que hace tardar el proceso de descomposición del césped natural.

Césped cortado
Césped cortado

El compost es la forma utilizada más normal, consiste en depositar el césped cortado en unos contenedores, los cuales pueden ser de diferentes tamaños, dónde se convierte en abono por el proceso de descomposición.

Para la creación del compost a continuación tomen nota de algunos detalles a tener en cuenta:

Lo primero deberemos escoger unos depósitos en los cuales introduciremos el césped natural cortado, estos depósitos pueden ser de fabricación casera o ser comprados en algún establecimiento especializado. Este proceso de descomposición se realiza de forma natural como si fuese al aire libre, con la ventaja de que si lo realizamos dentro de estos recipientes el proceso de descomposición es más rápido y libre de malos olores.

En el caso de que añadamos restos de poda como las ramas, es recomendable la utilización de un biotriturador, ya que su función es desmenuzar y triturar los trozos más pequeños y así el proceso de descomposición y conversión en compost es más veloz.

A estos residuos se les pueden añadir además restos orgánicos como son frutas, yogures, aceite, recortes de periódico, restos de verduras, posos de café, etc, es preferible realizar una mezcla de todo lo que se encuentra en el contenedor, si en la mezcla la mayoría son restos de césped natural no es necesario que remueva, en caso de que sean otros desechos será suficiente con remover la capa superior una vez por semana.

En esta mezcla de residuos orgánicos no debe añadirse carnes, huesos, pescados o frutas y vegetales podridos ya que el olor que produciría sería muy desagradable, tampoco estiércol o heces de animales y personas ya que son un foco de enfermedades, ningún resto de madera o material que se haya tratado químicamente como pegamento, barnices, … en general cualquier material que no sea biodegradable u orgánico.

Compost
Compost

Para saber si ya está listo nuestro compost para utilizarse deberemos cogerlos con las manos y que tenga la misma textura o lo más parecida a la tierra pero sin llegar a mancharnos, siendo de color marrón oscuro y con un intenso olor a bosque.

Antes de utilizarlo debemos revisarlo para que no aparezca algún resto sin estar en descomposición como huesos de frutas o ramas, en caso de que detectaramos algún resto se devolvería al compostador.

El proceso debe realizar en un lugar oscuro, seco y cerrado para que las bacterias hagan su labor en el proceso y así obtener una mejor descomposición de los restos, de todas formas en el mercado existen productos para acelerar este tiempo, que de forma natural tarda unos 4 meses y utilizando estos productos pasarían a un tiempo de descomposición de 2 meses.

A la hora de realizar nuestro compost pueden surgir pequeños problemas como un olor muy fuerte a amoníaco, puede ser debido a que haya gran cantidad de césped sin mezclar en su interior, se soluciona mezclándolo o incorporando más. En caso de que se vea la materia seca y fría hay que incorporar restos húmedos y mezclar. Si huele a podrido es que hay un exceso de humedad y poco oxígeno y si encontramos moscas, no hay que preocuparse ya que todo marcha bien.

Los materiales y/o herramientas que necesitaremos para llevar a cabo nuestro compost, serían un compostador, tijeras para cortas los trozos más grandes, algo para removerlo cuando este seco y otra herramienta para recogerlo cuando finalice el proceso.

Otros artículos de interés:

Compost casero o abono natural

Opciones para el abonado del césped natural