Cómo recuperar un césped dañado

Llega el buen tiempo y las prisas para disfrutar del jardín, y se nos plantea la duda de cómo recuperar un césped dañado a estas alturas de la primavera

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

El césped durante el invierno ha sufrido mucho y ahora con la llegada de la primavera y la subida de temperaturas es momento de valorar los daños que existen y cómo recuperar el césped dañado.

Son varios los factores que influyen en el deterioro del jardín, la climatología, el uso, el tiempo y en ocasiones un inadecuado mantenimiento del césped llega a producir serios problemas.

Si los daños que valoramos son demasiados o simplemente no queremos liarnos demasiado en la recuperación del césped dañado, lo más sencillo es instalar rollos de césped natural o tepes.

Los rollos de césped natural están cultivados con mezclas de semillas de la mejor calidad para así obtener un césped brillante, tupido, libre de calvas y malas hierbas.

Los especialistas en este tipo de cultivo de tepes nos lo traen hasta nuestro domicilio en tan sólo 24/48 horas, directamente de la tierra de cultivo a nuestro jardín.

Instalación tepes
Instalación tepes

Su instalación es muy sencilla, pudiendo realizar esta tarea uno mismo; deberemos extender los rollos de césped natural sobre el terreno ya aireado, y con ayuda de un cuchillo bien afilado iremos recortando las partes que sobran para ir dando forma al jardín.

De esta forma tan rápida y cómoda hemos reparado un césped dañado y comprobaremos como nuestro jardín cambia de aspecto espectacularmente, ahora ofrece una imagen de espacio verde, tupido y suave al tacto.

Los problemas más habituales que solemos encontrarnos en el jardín después del invierno, son calvas en el césped o montículos y/o hundimientos en el césped.

Aunque podemos solucionar ambos problemas, lo primero que debemos plantearnos es porqué han surgido, si por una deficiencia en el riego, una mala calidad del terreno, … y antes de arreglarlo deberemos solucionar la causa.

En ambos casos para solucionar los daños en el césped habrá que realizar una resiembra en la zona afectada por las calvas o nivelar el terreno en las zonas elevadas o hundidas.

También para estos casos podemos utilizar los tepes, ya que al ser completamente adaptables recortaremos las zonas que necesitemos cubrir, y así de esta manera podremos recuperar el césped dañado que exista.

Otra forma de recuperar el césped dañado en realizar una siembra en todo el jardín, es bastante más laboriosa, lenta y resultados en ocasiones no esperados.

Crecimiento césped
Crecimiento césped

Primero deberemos escarificar el terreno para airear la tierra y con los agujeros que se forman poder realizar de una forma más exitosa la resiembra de semillas de césped.

En estos agujeros que nos ha dejado el escarificado iremos dejando la nueva semilla de césped, debemos asegurarnos que sea adecuada a nuestro clima para obtener un césped en perfecto estado.

Para evitar que posible aves o insectos nos coman estas semillas realizaremos un recebado, se trata de esparcir sobre las semillas de césped una capa de arena muy fina.

A continuación aportaremos con el abono la cantidad de nutrientes que necesita el césped para su correcto crecimiento y desarrollo, especialmente debe contener nitrógeno, fósforo y potasio.

Siempre después de la fertilización regaremos muy suavemente el césped sin encharcar, para facilitar la absorción de esos nutrientes al césped. Lo más aconsejable es el riego automático por aspersión, así la cantidad de agua llega por igual a todo el jardín, y podemos programar el tiempo y la duración del riego.

Otros artículos de interés:

Consejos para la preparación del terreno y la instalación de tepes

Abono para césped natural

Mantenimiento del césped natural

Cómo abonar el césped

A la hora de cuidar nuestro jardín nos asaltan muchas dudas sobre sus cuidados, pero una tiene gran importancia y es cómo abonar el césped

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

De las tareas de jardinería la de abonar el césped es una de las más importantes, ya que el césped precisa de unos nutrientes necesarios para su correcto desarrollo y crecimiento.

Lo más aconsejable es realizar un calendario marcando las fechas clave para abonar el césped, conociendo el tipo exacto de semilla que tenemos plantada y el tipo de suelo que existe podremos adecuar el mejor abono para el césped.

La época en la que debemos comenzar a abonar el césped es desde principios de la primavera hasta finales del otoño, aproximadamente de marzo a noviembre, de esta manera nos aseguramos que durante todos los meses de más calor y uso el césped está recibiendo todos los nutrientes necesarios.

Los especialistas en el cultivo de césped natural en rollos o tepes aconsejan un abono para césped de forma perlada o granulada que distribuya de forma correcta todos los nutrientes que lleva.

Abono perlado Agrocesped
Abono perlado Agrocesped

La cantidad de abono que debemos utilizar varía dependiendo del clima, el tipo de césped, el uso que vayamos a dar o el tipo de suelo entre otras causas. Pero por regla general diremos que la cantidad será de unos 20 a 30 gramos por metro cuadrado, más o menos unos 2 o 3 kilos por cada 100 metros cuadrados de jardín.

Las sustancias principales que debe contener un correcto abono para césped deben ser nitrógeno, fósforo y potasio, también sustancias como magnesio, hierro, boro o zinc entre otros ayudarán a su correcto crecimiento.

En el caso de utilizar abonos desequilibrados, nuestro césped perderá la coloración en poco tiempo, se pueden llegar a producir quemaduras en el césped y estaremos realizando un desperdicio de los nutrientes porque el césped no llega a absorberlos.

A la hora de abonar el césped no podemos utilizar abonos sólo químicos, ya que deben contener materia orgánica y oligoelementos esenciales para su correcto crecimiento y desarrollo.

Es decir, además del abono que nosotros realizaremos, la planta en sí misma realiza otro, este estará compuesto por raíces y partes aéreas que se descomponen y pasan a formar parte del humus del suelo.

Cómo abonar el césped
Cómo abonar el césped

Los beneficios que aporta la materia orgánica al césped son varios, notaremos que retiene más la humedad y evita la evapotranspiración, consumiendo mucha menos agua, mejora la estructura de los suelos, bien sean arenosos o arcillosos, y tendrá un aporte extra de nitrógeno.

Con esta materia orgánica y el abono equilibrado que nosotros utilizaremos, conseguiremos un césped muy lucido, con un llamativo verde.

Siempre al abonar el césped hay que realizarlo de una manera uniforme, pudiendo realizarse de forma manual o mediante máquinas distribuidoras especializadas.

Las máquinas son utilizadas en terrenos muy extensos, por lo que habitualmente se realiza más la tarea de abonar de manera manual.

El riesgo que conlleva realizar el abono de manera manual es que no podemos olvidarnos de ninguna zona y al mismo tiempo evitar abonar dos veces el mismo sitio, cosa que sería muy perjudicial para el césped.

Por lo tanto, de la manera manual acotaremos el terreno en pequeñas aéreas, y así iremos abonando cada parte, de esta forma conseguiremos un abonado uniforme en todo el jardín.

La tarea de abonar el jardín hay que realizarla siempre, un césped sin abono carecerá de los nutrientes necesarios para su perfecto crecimiento y desarrollo, por lo que se tornará más amarillento y con falta de crecimiento.

Y por supuesto después de un correcto abono en el césped no podemos olvidarnos de regar todo el jardín, así el aporte de nutrientes que le hemos dado se disolverá para penetrar mejor en el terreno, pero no hay que pasarse con el agua, porque podremos arrastrar el abono y al final que no penetre en el suelo.

Un riego lento mediante aspersores es la mejor forma de que el abono penetre en el suelo facilitando la absorción de nutrientes para el césped.

Otros artículos de interés:

Ventajas del césped natural

Rollos de césped natural o tepes

Mantenimiento del césped natural – consejos

Cuidados del césped en mayo

Durante el mes de mayo los cuidados que debemos realizar en el césped son muy básicos, simplemente regar y segar será suficiente

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

En el mes de mayo los cuidados del césped serán muy pocos, siempre y cuando durante los meses anteriores se hayan realizado otros.

Si hemos descuidado el césped durante los primeros meses del año y a estas alturas lo tenemos bastante desastroso podemos optar por la instalación de tepes o rollos de césped natural.

Es la forma más rápida y cómoda de tener un jardín con un césped en perfecto estado, de un verde brillante, tupido, libre de calvas y malas hierbas, la visión de su jardín cambiará de una forma espectacular y en tan sólo unas horas que dura su instalación.

Plantar tepes es muy sencillo, tan sólo deberá extender los rollos sobre el terreno y con ayuda de un cuter o cuchillo afilado se irá recortando las partes que sobran, así de fácil lo podrá realizar y con unos resultados perfectos.

Instalación tepes
Instalación tepes

En mayo el calor va cada día en aumento y es por ello que no debemos dejar de regar el césped, controlaremos las típicas tormentas que suelen ocurrir durante esta época para no llegar a encharcar el jardín.

Lo más aconsejable es tener instalado un riego automático por aspersión con detectores de lluvia, de esta forma aunque lo tengamos programado se parará automáticamente en el momento de notar la lluvia evitando que se encharque el césped.

Con este calor y con ayuda de la lluvia y nuestros riegos el césped en mayo va creciendo cada día más rápidamente, por eso las siegas se realizarán con más frecuencia, siempre dejando la medida de 1/3 de la planta.

Al igual que el césped crece las malas hierbas también hacen su aparición durante este mes de mayo, para ello las eliminaremos de forma manual y aplicaremos un herbicida selectivo para evitar su aparición.

Césped cuidado en mayo
Césped cuidado en mayo

Como recordatorio diremos los pasos que debemos haber realizado en el césped antes de llegar al mes de mayo.

Se habrán ido realizando varias siegas de poco en poco hasta llegar a una altura adecuada.

El jardín habrá sido abonado con un fertilizante de liberación lenta y rico en nitrógeno.

La frecuencia de los riegos habrá ido aumentando según iban pasando los meses y el calor aumentaba.

Y tareas como aireación serán necesaria para poder realizar una resiembra con total éxito.

La resiembra se hará siempre con la misma semilla que tengamos ya en el jardín, así sus características serán iguales para su cuidado.

Ya queda poco para la llegada del verano y con ello el uso del jardín va en aumento, por eso estos cuidados son tan necesarios para que llegue a la época estival con toda su fuerza y esplendor.

Otros artículos de interés:

Consejos para la preparación del terreno y la instalación de tepes

Cuidados del césped natural

Ventajas del césped natural