Cuidados del césped en primavera

Los cuidados del césped en primavera son necesarios después de haber sufrido los meses tan fríos del invierno, de esta forma conseguiremos lucir un césped con todo su esplendor

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

Lo primero a tener en cuenta es que no se produzcan heladas de nuevo, ya que los cuidados del césped que se hubiesen realizado no habrían servido para nada.

Comenzaremos con la tarea de airear el césped pinchando el suelo con ayuda de un escarificador, de esta forma facilitaremos la entrada de los nutrientes necesarios y el agua para su correcto crecimiento.

Debemos realizar una valoración del estado del césped en primavera, observando las partes dañadas y plantearnos renovar parcial o totalmente el jardín si fuese necesario.

Instalación tepes
Instalación tepes

La resiembra se puede realizar de dos formas: se realiza una resiembra con las mismas semillas que el césped que tenemos en el jardín, o bien la opción de instalar tepes.

La instalación de los rollos de césped natural o tepes es muy sencilla, puede realizarse tanto para repoblar pequeñas zonas del jardín, se recorta fácilmente la cantidad que necesitemos colocar o realizar un cambio total.

Esparciremos sobre el césped natural un abono completo basado en nitrógeno, fósforo y potasio en cantidades de 12, 11 y 18 por ciento respectivamente, esto ayudará a su posterior desarrollo y crecimiento. Este abono lo realizaremos un par de veces más durante los meses de primavera, uno se realizará sobre finales de abril, y el segundo sobre junio, antes de comenzar los calores más fuertes.

Dependiendo del crecimiento del césped comenzaremos a realizar las primeras siegas, se realizarán cortes poco a poco hasta alcanzar la altura deseada de unos 3 a 4 cm de altura, manteniéndola así hasta la llegada del verano.

Cortacésped
Cortacésped

Aplicaremos un herbicida antigerminante para evitar el crecimiento de malas hierbas y un herbicida selectivo si ya las tenemos establecidas en el jardín.

Para evitar la formación de musgo, utilizaremos sulfato de hierro disuelto en agua, lo aplicaremos una vez por semana en las zonas más sombrías y húmedas del jardín.

La ventaja de la utilización de tepes, es que vienen libres de malas hierbas y musgo, sólo césped natural de la mejor calidad.

Por último y no lo menos importante, realizaremos riegos sin encharcar el césped. La frecuencia del riego irá aumentando progresivamente, dependiendo del calor que vaya haciendo en los meses siguientes. Se realizará con aspersores, de esta forma nos aseguramos que el agua llegue a todos los rincones del jardín, sin producir encharcamientos.

Otros artículos de su interés:

¿Qué son los tepes?

Abono en el césped natural

Mantenimiento del césped natural – consejos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *