El cuidado del césped natural según la estación: otoño

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

Primavera y verano son los tiempos en los cuales más cuidado hay que tener con nuestro césped. Esto no quiere decir que en los tiempos fríos haya que descuidarlos sino que realmente lo que ocurre es que las tareas de cuidado del césped natural disminuyen.

Pero cuáles son estas tareas que hay que realizar apenas empiezan los meses de frío.

Cuidados del césped natural
Cuidados del césped natural

Pautas de cuidado del césped natural en otoño

  • Ha de iniciarse con una adecuada retirada de las hojas del césped que se encuentren secas o que ya estén muertas. Esto se hace con el fin de aumentar el nivel de oxígeno en nuestra planta. La tarea de retirar las hojas secas o muertas debe hacerse con un rastrillo, de tal forma que se logre dar un buen respiro al césped.
  • Luego es el momento de aplicar un buen fertilizante, recomendándose el especial para césped.
  • En cuanto a la siega que ha de hacerse en este periodo debes saber que el cuidado del césped natural exige que la periodicidad disminuya. Cuando se haga la siega ha de aumentarse la altura y es que en este tiempo la planta crece menos.
  • El aireado: esta tarea consiste en hacer agujeros en el césped de tal forma que se pueda dar entrada al oxígeno y este pueda llegar mejor a las raíces y al terreno. La profundidad de los agujeros será de unos 7 cm o 10. Con ello además se reduce la compactación de la tierra y se promueve una mejor absorción del fertilizante.

Este trabajo se puede hacer con una horca de mano, con rulos jardineros o con plantillas con puntas, ideales para jardines pequeños.  Para jardines amplios la maquina recomendada es la aireadora profesional.

  • El escarificado: es otro cuidado del césped natural que ha de hacerse en este tiempo. La tarea consiste en hacer cortes de unos 3 a 4cm de profundidad (es decir superficiales), con los cuales se pueda ayudar en la eliminación de impurezas y césped que está seco. Para realizar esta labor se requiere de un rastrillo escarificador, que permita realmente eliminar el fieltro que se ha acumulado.

Hay que destacar que en la actualidad se pueden encontrar máquinas escarificadoras que hacen esta operación mucho más sencilla. Igualmente debemos aclarar que luego de realizada esta tarea la apariencia del césped no es la más atractivo, pero ello no ha de asustar ya que en pocos días el césped se regenera y se presentarán los brotes sanos y fuertes. Al terminar la labor ha de pasarse un rastrillo para recoger el pasto que se ha arrancado.

  • Resiembra: terminado el escarificado es conveniente hacer la resiembra. Para ello se añaden semillas, considerando la proporción de 12 gramos por m². claramente ha de usarse la misma variedad que tiene el jardín.
  • El recebado: es momento de aplicar el recebo, el cual sea una mezcla de tierra, con arena de río y mantillo. Con ello los rasgos nutricionales del terreno se mejoran. Es necesario que la capa sea superficial.
  • El abonado: es el momento de aplicar una combinación que contenga nitrógeno, fósforo y potasio en menores proporciones que en primavera. Ha de aplicarse la dosis según las recomendaciones del fabricante y ha de hacerse de forma uniforme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *