Archivo de la etiqueta: recebo

Mantenimiento del césped en otoño

Es muy importante que después del verano continuemos realizando tareas de mantenimiento del césped en otoño con vistas a la futura primavera

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

En esta época otoñal las temperaturas han bajado un poco, pero es imprescindible que realicemos tareas de mantenimiento del césped en otoño, de esta manera nos aseguraremos que se mantenga fuerte durante el frío invierno.

Es momento de retirar las hojas que comiencen a caer de los árboles y cubran el jardín, realizar tareas de aireado y escarificado le vendrá muy bien al césped para absorber todos los nutrientes del abono que le realizaremos, y que durante el verano ha ido perdiendo.

Conozca los rollos de césped natural o tepes para la renovación del césped de su jardín, la forma más rápida y sencilla de cambiar la imagen de su jardín, luciendo un césped en perfecto estado y al momento. Puede solicitar presupuesto sin compromiso.

Presupuesto

Presupuesto de césped para jardinesDurante el otoño las hojas secas llenan nuestro jardín tapando incluso en ocasiones el césped. Aunque a primera vista nos parece algo bonito la caída de las hojas, al césped le es muy perjudicial.

Es momento de que el césped no sufra daños tanto por fuera y principalmente por dentro. Necesitamos que durante el otoño el césped mantenga unas raíces fuertes que absorban todos los nutrientes que le demos, así aguantará el frío invierno y en primavera volverá a lucir en perfectas condiciones.

Mantenimiento del césped natural
Mantenimiento del césped natural

Cómo hemos dicho, en el momento que veamos el jardín con hojas secas debemos retirárselas, éstas impiden al césped la entrada de oxígeno y ocasionan un daño considerable en las raíces.

Si además añadimos que a veces las hojas secas que hay esparcidas por el jardín se humedecen, bien por la lluvia caída o bien por el rocío de las mañanas, todavía estropea más el césped, le aporta un exceso de humedad que no es aconsejable y puede provocar la aparición de hongos.

Por eso una de las primeras tareas que tenemos que hacer para el mantenimiento del césped en otoño es la retirada de las hojas secas. Podemos utilizar un rastrillo, las iremos amontonando en un lado del jardín para retirarlas más tarde, en ningún caso dejarlas amontonadas.

Recogida de hojas secas
Recogida de hojas secas

Otra de las tareas del mantenimiento del césped en otoño son las siegas. En la época otoñal el césped no crece al mismo ritmo, por eso las siegas las distanciaremos a 2 o 3 al mes suficientes.

La aireación es un punto importante en las tareas de mantenimiento del césped en otoño. Al airear el césped conseguimos que le entre mejor el oxígeno, el agua y los fertilizantes que le aplicaremos, de esta manera llegará mejor hasta las raíces de la planta.

Para airear el césped se realizan unos agujeros en el jardín de aproximadamente 7 a 10 cm de profundidad. Estos agujeros podemos realizarlos de varias formas dependiendo un poco del tamaño del jardín.

En el caso de jardines pequeños será suficiente una horca de mano, el uso de plantillas sujetas a nuestros pies o un rulo. Todos estos utensilios de aireación llevan unos pinchos, con ellos se irá agujereando todo el jardín para realizar una correcta aireación.

Herramientas básicas de jardinería
Herramientas básicas de jardinería

Si por el contrario el tamaño del jardín es bastante grande, existen máquinas aireadoras que son muy fáciles de manejar y realizamos el trabajo en poco tiempo.

El escarificado es otra de las tareas a realizar para un correcto mantenimiento del césped en otoño, se realiza arañando el suelo del jardín de una manera superficial. De esta manera retiraremos la capa de tierra, raíces y hojas secas que se forma y se acumula en el suelo, llamada fieltro.

El fieltro es muy perjudicial para el césped impidiéndole el paso del oxígeno, de los fertilizantes y del agua, además de crear un ambiente adecuado para la aparición de hongos.

Dependiendo de la capa de fieltro que tengamos en el jardín, el escarificado lo haremos cada uno o dos años. La forma de realizarlo es:

  • Manual: Arañaremos la capa del jardín con un rastrillo. Este método está indicado para jardines pequeños.
  • Mecánico: se trata de una máquina escarificadora formada por un rodillo con cuchillas, las cuales van cortando la capa de fieltro. Este método es el más conveniente para jardines de grandes dimensiones.
Escarificador
Escarificador

Tanto si lo hacemos de la manera manual o mecánica, realizaremos dos pasadas, una en sentido horizontal y la otra en sentido perpendicular. Las dos pasadas deben entrecruzarse.

Una vez finalizado el escarificado veremos una capa de forraje sobre el césped. Para retirarlo bastará con un rastrillo de púas flexibles y después pasaremos el cortacésped, de esta manera gracias a su poder de succión deja el jardín completamente limpio de todo el forraje.

En estos momentos el aspecto del jardín será espantoso, pero no hay que preocuparse porque en pocos días habrá vuelto a su aspecto habitual.

Al cabo de unos días el césped estará de nuevo en perfecto estado. Es momento de revisar el jardín para localizar posibles calvas y realizar una resiembra si fuese necesario. Para realizar esta resiembra es conveniente utilizar las mismas semillas que existan en el jardín.

Otra manera muy rápida y sencilla de cubrir todas las áreas estropeadas del jardín, es con la instalación de tepes.

Instalación tepes
Instalación tepes

Después de las tareas de aireado y escarificado realizadas en el jardín, es el momento de realizar un recebo. El recebo es una mezcla ligera de arena, de mantillo o de ambas.

Además en el caso de realizar una resiembra, cubrimos las semillas con esta mezcla y evitar que se las coman las aves o insectos. Lo más aconsejable es esparcir el recebo por todo el jardín, si sólo hemos hecho un aireado al césped, simplemente podemos rellenar los agujeros que se hicieron.

Cómo última tarea en el mantenimiento del césped en otoño es el abono. Le aporta al césped todos los nutrientes que el césped necesita para un correcto desarrollo de la planta desde su interior.

Abono perlado Agrocesped
Abono perlado Agrocesped

Debe estar compuesto por nitrógeno, potasio y fósforo y aplicarse de una manera uniforme en todo el jardín. Siempre hay que seguir las indicaciones del fabricante, ya que un exceso de abono puede producir quemaduras al césped.

En esta estación lo más aconsejable es que el abono lleve una cantidad menor de nitrógeno, respecto al que habremos usado en primavera.

Siguiendo estas tareas de mantenimiento del césped en otoño, nos aseguramos en primavera un jardín en perfecto estado por dentro y por fuera.

Otros artículos de interés:

Precios de césped natural

Ventajas del césped natural

El cuidado del césped natural según la estación: otoño

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

Primavera y verano son los tiempos en los cuales más cuidado hay que tener con nuestro césped. Esto no quiere decir que en los tiempos fríos haya que descuidarlos sino que realmente lo que ocurre es que las tareas de cuidado del césped natural disminuyen.

Pero cuáles son estas tareas que hay que realizar apenas empiezan los meses de frío.

Cuidados del césped natural
Cuidados del césped natural

Pautas de cuidado del césped natural en otoño

  • Ha de iniciarse con una adecuada retirada de las hojas del césped que se encuentren secas o que ya estén muertas. Esto se hace con el fin de aumentar el nivel de oxígeno en nuestra planta. La tarea de retirar las hojas secas o muertas debe hacerse con un rastrillo, de tal forma que se logre dar un buen respiro al césped.
  • Luego es el momento de aplicar un buen fertilizante, recomendándose el especial para césped.
  • En cuanto a la siega que ha de hacerse en este periodo debes saber que el cuidado del césped natural exige que la periodicidad disminuya. Cuando se haga la siega ha de aumentarse la altura y es que en este tiempo la planta crece menos.
  • El aireado: esta tarea consiste en hacer agujeros en el césped de tal forma que se pueda dar entrada al oxígeno y este pueda llegar mejor a las raíces y al terreno. La profundidad de los agujeros será de unos 7 cm o 10. Con ello además se reduce la compactación de la tierra y se promueve una mejor absorción del fertilizante.

Este trabajo se puede hacer con una horca de mano, con rulos jardineros o con plantillas con puntas, ideales para jardines pequeños.  Para jardines amplios la maquina recomendada es la aireadora profesional.

  • El escarificado: es otro cuidado del césped natural que ha de hacerse en este tiempo. La tarea consiste en hacer cortes de unos 3 a 4cm de profundidad (es decir superficiales), con los cuales se pueda ayudar en la eliminación de impurezas y césped que está seco. Para realizar esta labor se requiere de un rastrillo escarificador, que permita realmente eliminar el fieltro que se ha acumulado.

Hay que destacar que en la actualidad se pueden encontrar máquinas escarificadoras que hacen esta operación mucho más sencilla. Igualmente debemos aclarar que luego de realizada esta tarea la apariencia del césped no es la más atractivo, pero ello no ha de asustar ya que en pocos días el césped se regenera y se presentarán los brotes sanos y fuertes. Al terminar la labor ha de pasarse un rastrillo para recoger el pasto que se ha arrancado.

  • Resiembra: terminado el escarificado es conveniente hacer la resiembra. Para ello se añaden semillas, considerando la proporción de 12 gramos por m². claramente ha de usarse la misma variedad que tiene el jardín.
  • El recebado: es momento de aplicar el recebo, el cual sea una mezcla de tierra, con arena de río y mantillo. Con ello los rasgos nutricionales del terreno se mejoran. Es necesario que la capa sea superficial.
  • El abonado: es el momento de aplicar una combinación que contenga nitrógeno, fósforo y potasio en menores proporciones que en primavera. Ha de aplicarse la dosis según las recomendaciones del fabricante y ha de hacerse de forma uniforme.

Los cuidados del césped natural

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

Si vas a tener en casa césped natural es esencial que desde el comienzo conozcas aquellos cuidados que debes tener con él. Por eso, en esta ocasión, hemos preparado los Cuidados del césped básicos que debes aplicar. Así que, no dejes de conocerlos y aplicarlos.

Básicos Cuidados del césped

Lo primero que debes tener claro sobre el césped natural es que él es un ser vivo y, por tanto, requiere de ciertos cuidados para poder estar sano y en perfecto estado.

Los Cuidados del césped se dividen básicamente en tres puntos principales y son el riego, el corte y la adecuada fertilización. Además de ellos se pueden requerir otros cuidados, pero estos son ocasionales. Dentro de ellos se encuentran el aireado del césped, el escarificado así como el recebo, la resiembra o el uso del rodillo.

Ha de tenerse en cuenta que estos son cuidados esenciales para el césped y en ellos, también, ha de incluirse el cuidado ante las diferentes enfermedades, plagas o malas hierbas que pueden surgir y afectarlo negativamente.

Igualmente, hay que recalcar un aspecto fundamental sobre los Cuidados del césped y es que tanto el riesgo como la fertilización o la siega pueden ser realmente beneficiosos para él, pero solo si son realizados de manera correcta. Si no se hacen de forma adecuada, pueden ser muy perjudiciales.

Conocidos los cuidados básicos que hay que tener con el césped natural es el momento de adentrarnos en cada uno de ellos.

Cuidados del césped
Cuidados del césped

¿Cómo cuidar tu césped natural?

  • Riego: este es fundamental para que la planta pueda vivir, pero hay que tener en cuenta que se debe cuidar el volumen y calidad de agua suministrada, también, ha de elegirse la mejor hora del día, así como una adecuada frecuencia.
  • Corte: es otro de los elementos esenciales en el Cuidados del césped y gracias a esta labor se puede tener un aspecto cuidado y un estado general saludable. El corte estimula el crecimiento y buen estado del césped.
  • Fertilización: con una adecuada fertilización se puede tener un césped que, además de sano, esté verde y sea muy atractivo. Luego de realizar la siega, es necesario aportar nutrientes a la planta que le permitan recuperarse de este stress y del agotamiento que se ha presentado. De esta forma y gracias a este proceso se puede incentivar un buen rebrote. No podemos dejar de mencionar que con la fertilización bien hecha es posible aumentar la fertilidad del terreno.

Los cuidados ocasionales

Antes de terminar, es necesario dejar claro que el césped además de requerir un adecuado riego, una buena siega y  la fertilización pertinente puede requerir de forma ocasional otros cuidados que, pese a ser menores, pueden aportar muchos beneficios.

Estos, como ya lo habíamos mencionado, son el aireado, el escarificado, el recebo y la resiembra. Igualmente requiere prevenir y erradicar las plagas y enfermedades.

Realizando ocasionalmente estos cuidados se puede evitar enfermedades y así las acciones del cuidado básico podrán dar sus mejores efectos.