Los cuidados del césped natural

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

Si vas a tener en casa césped natural es esencial que desde el comienzo conozcas aquellos cuidados que debes tener con él. Por eso, en esta ocasión, hemos preparado los Cuidados del césped básicos que debes aplicar. Así que, no dejes de conocerlos y aplicarlos.

Básicos Cuidados del césped

Lo primero que debes tener claro sobre el césped natural es que él es un ser vivo y, por tanto, requiere de ciertos cuidados para poder estar sano y en perfecto estado.

Los Cuidados del césped se dividen básicamente en tres puntos principales y son el riego, el corte y la adecuada fertilización. Además de ellos se pueden requerir otros cuidados, pero estos son ocasionales. Dentro de ellos se encuentran el aireado del césped, el escarificado así como el recebo, la resiembra o el uso del rodillo.

Ha de tenerse en cuenta que estos son cuidados esenciales para el césped y en ellos, también, ha de incluirse el cuidado ante las diferentes enfermedades, plagas o malas hierbas que pueden surgir y afectarlo negativamente.

Igualmente, hay que recalcar un aspecto fundamental sobre los Cuidados del césped y es que tanto el riesgo como la fertilización o la siega pueden ser realmente beneficiosos para él, pero solo si son realizados de manera correcta. Si no se hacen de forma adecuada, pueden ser muy perjudiciales.

Conocidos los cuidados básicos que hay que tener con el césped natural es el momento de adentrarnos en cada uno de ellos.

Cuidados del césped
Cuidados del césped

¿Cómo cuidar tu césped natural?

  • Riego: este es fundamental para que la planta pueda vivir, pero hay que tener en cuenta que se debe cuidar el volumen y calidad de agua suministrada, también, ha de elegirse la mejor hora del día, así como una adecuada frecuencia.
  • Corte: es otro de los elementos esenciales en el Cuidados del césped y gracias a esta labor se puede tener un aspecto cuidado y un estado general saludable. El corte estimula el crecimiento y buen estado del césped.
  • Fertilización: con una adecuada fertilización se puede tener un césped que, además de sano, esté verde y sea muy atractivo. Luego de realizar la siega, es necesario aportar nutrientes a la planta que le permitan recuperarse de este stress y del agotamiento que se ha presentado. De esta forma y gracias a este proceso se puede incentivar un buen rebrote. No podemos dejar de mencionar que con la fertilización bien hecha es posible aumentar la fertilidad del terreno.

Los cuidados ocasionales

Antes de terminar, es necesario dejar claro que el césped además de requerir un adecuado riego, una buena siega y  la fertilización pertinente puede requerir de forma ocasional otros cuidados que, pese a ser menores, pueden aportar muchos beneficios.

Estos, como ya lo habíamos mencionado, son el aireado, el escarificado, el recebo y la resiembra. Igualmente requiere prevenir y erradicar las plagas y enfermedades.

Realizando ocasionalmente estos cuidados se puede evitar enfermedades y así las acciones del cuidado básico podrán dar sus mejores efectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *