Mantenimiento en invierno del césped natural

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

Durante los meses de frío, el mantenimiento en invierno del césped natural es mínimo. Si bien, sería conveniente aprovechar este tiempo, además, para comprobar el estado de la maquinaria. Así, se explicará qué tareas habría que hacer en lo relacionado al abono, siegas y riegos.

Mantenimiento en invierno del césped natural

El mantenimiento en invierno es mínimo ya que el crecimiento del césped natural se estanca con las heladas. Además, con el frío y las heladas el terreno estará húmedo. En consecuencia, tanto los riegos como las siegas no habría que realizarlas. No obstante, depende de las temperaturas que haya en cada momento. Así, si ve que son agradables, pues habría que realizar 3 o 4 riegos a la semana en otoño y 1 o 2 riegos cada 20 días en invierno. En cuanto a las siegas, la frecuencia en los meses de otoño es cada 15-20 días y en invierno casi ni habría que hacerla (depende de la altura). Si bien, es verdad que antes de que empiece la primavera, hay que realizar la primera siega y evaluar el estado del césped, es decir, comprobar si hay alguna enfermedad u hongos para realizar un tratamiento, en su caso.

En relación al abonado del césped, es momento de ir parando la dosis del abono, es decir, hasta el mes de noviembre habría que abonarlo y, luego, detenerlo hasta marzo, una vez que empiece la primavera.  Recordar que la dosis óptima de abono es de unos 2-3 kilogramos por cada 100 metros cuadrados.

Mantenimiento en invierno del césped natural
Mantenimiento en invierno del césped natural

Por otra parte, las hojas que caen de los árboles durante el otoño, sería importante recogerlas con cierta frecuencia ya que podría dañar al césped natural si no se recoge.

Cambiando de tema, en invierno es una buena época para realizar un mantenimiento de la maquinaria sobre todo en limpieza, engrase, reaprietes de tornillos, etc. Además, se aconseja que se vacíen los depósitos de gasolina y de aceite. Luego, se tiene que guardar en un lugar seguro y seco, libre de polvos.

Por último, a principios de otoño, normalmente se realizan dos técnicas de mantenimiento, aunque también para realizar la resiembra con semillas, y son la aireación y escarificación. Son técnicas que permite oxigenar el terreno para un mejor crecimiento del césped natural.  Además, es buen momento para instalar los rollos de tepes en el jardín. Si bien, estos últimos se pueden plantar en cualquier época del año. Ésta es una de las principales ventajas de los tepes frente a la siembra de semillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *