Archivo de la etiqueta: heladas

Cuidados del césped mes a mes

El césped necesita de unos cuidados todos los meses, por pocos que sean en algunos de ellos son también muy necesarios

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

De sobra es sabido que los cuidados del césped en otoño e invierno son menos que los
que necesita en los meses de primavera y verano, pero todos ellos necesarios para
conseguir tener un jardín en perfecto estado.

Los cuidados del césped en los diferentes meses del año son:

Enero

  • Eliminar las hojas secas del césped para evitar la aparición de hongos.
  • Si el césped está helado no hay que pisarlo, ya que podría romperse.
  • En caso de nevadas, no acumular toda la nieve en un solo punto del jardín, ya que
    ahogaríamos al césped.
césped nevado
césped nevado

Febrero

  • Comprobar el drenaje del jardín para evitar acumulación de agua en algún punto
    concreto.
  • Para prevenir la aparición de hongos en el césped, esparciremos azufre en polvo
    mezclado con arena silícea.

Marzo

  • Con ayuda de un horcón, iremos pinchando el suelo para airear el césped, añadiremos después un abono completo para favorecer su crecimiento.
  • Si el tiempo ha sido bueno, a finales de este mes ya podremos realizar la primera
    siega al césped.
  • Es momento de repara las partes dañadas del jardín, bien resembrando con el mismo tipo de semillas que tengamos plantadas, o bien con la instalación de césped natural en rollos o tepes.

Abril

  • Después de la resiembra o de la instalación de tepes debemos regar durante unos días pero sin llegar a encharcar el césped.
  • Realizaremos un abono completo para mejorar el crecimiento de la planta.
  • Aplicaremos un herbicida para eliminar las malas hierbas y evitar su aparición.
  • Para evitar la aparición de musgo en las zonas más húmedas y sombrías, añadiremos al agua sulfato de hierro.
Mala hierba de hoja ancha
Mala hierba de hoja ancha

Mayo

  • El riego se irá incrementando a medida que las temperaturas vayan subiendo, también será necesario ir cortando el césped más a menudo.
  • Si han aparecido malas hierbas las quitaremos de forma manual y aplicaremos un
    herbicida.

Junio

  • Realizaremos de nuevo una fertilización antes de que apriete el calor.
  • El riego deberá ser más abundante y frecuente al césped, y se cortará todas las
    semanas a una altura de 3 a 4 cm.

Julio y Agosto

  • En estos meses de calor más sofocante, el césped se queda en una fase de reposo,
    reduciendo su desarrollo, por lo que las siegas serán menos frecuentes.
  • El riego seguirá siendo diario y abundante.
  • Aplicaremos una vez al mes un fertilizante líquido para que no pierda su verdor.
    Eliminar las malas hierbas en cuanto aparezcan.
Césped en buen estado
Césped en verano

Septiembre

  • El césped en este mes tiene un respiro, las temperaturas no son tan extremas y pueden producirse algunas lluvias, con lo que favorecerá su renovación.
  • Seguiremos aplicando fertilizante para conservar su coloración.
  • Y se realizarán de nuevo siegas más frecuentes, hasta dos veces por semana.

Octubre

  • En este mes realizaremos un último corte del año.
  • Debemos airear el césped y aplicar un abono completo para prepararse a la llegada del invierno.

Noviembre

  • Eliminaremos las hojas secas del césped para evitar la aparición de hongos.
  • En caso de que aparezca alguna plaga de hongos utilizaremos azufre en polvo para
    combatirlos.

Diciembre

  • En caso de que el césped aparezca cubierto de escarcha no debemos pisarlo para no
    dañarlo. Podremos derretir la escarcha regando ligeramente en las horas centrales del día.

Otros artículos de su interés:

Mantenimiento del césped natural

Césped en tepes para jardines

Cuidados del césped en enero

Los cuidados que precisa el césped durante el mes de enero son mínimos, pero muy importantes a la hora de conseguir que luzca perfecto en primavera

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

Los meses anteriores a enero habremos abonado el césped. Este abono orgánico aportará los nutrientes que necesita para pasar el invierno.

En caso de existir hojas secas en nuestro jardín, lo más adecuado será rastrillar toda la hierba para eliminarlas, ya que éstas pueden ser un foco de proliferación de hongos debido a la humedad que proyecta al césped.

Césped con hojas
Césped con hojas

Si nuestro jardín aparece nevado, a la hora de retirar esa nieve no deberemos acumularla en una zona del jardín, ya que perjudicará al césped que allí se encuentre ahogándolo.

Por el contrario apareciese helado no deberemos pisarlo, ya que en este momento es muy sensible al contacto y podría romperse.

Durante este mes de enero lo normal es que no necesita un riego continuado ya que las propias heladas, el rocío de las mañanas y las lluvias que pueden existir en esta época, le surten de la humedad suficiente, en caso de que fuese un mes especialmente seco de lluvias el riego se realizará en las horas del mediodía, preferiblemente un día soleado para que le dé tiempo al césped a secarse antes de caer el sol.

Distanciaremos el tiempo entre una siega y otra, ya que es conveniente dejar una altura aproximada de entre 4 y 5 cm para proteger las raíces del frío.

Nos fijaremos si apareciese alguna calva en el césped, aunque los meses de frío no son habituales de que se produzcan enfermedades o ataques de gusanos, si es cierto que hay algún hongo específico de bajas temperaturas. Con este frío el mejor fungicida a aplicar son los de contacto y/o penetrantes.

Césped atacado por gusano
Césped atacado por gusano

Es un buen momento para aprovechar a limpiar y afilar la cuchilla de la cortacésped, ya que el jardín no da trabajo en exceso en enero podemos ir ganando tiempo en el mantenimiento de la maquinaria y así disponer de ella en perfectas condiciones para los próximos meses.

Otros artículos de su interés:

Mantenimiento del césped en otoño y en invierno
Especies y tipologías de semillas de césped.

Cómo afecta el frío al césped

En esta época del año el frío se hace notar, por eso hay que extremar los cuidados para proteger el césped

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

Después de unos meses cálidos y un otoño muy agradable, el frío intenso se empieza a notar. Al igual que cualquier planta, nuestro césped sufre las consecuencias del frío.

En esta época del año es normal que su lustre desaparezca y se torne de un color amarillento. Lo adecuado sería instalar una variedad de césped adecuada a esta climatología más adversa, en cualquier caso si eso no es posible, con unas pequeñas pautas a tener en cuenta podemos lograr mantener nuestro jardín del tono verde tan vistoso durante el invierno.

Césped helado
Césped helado

Con estos cinco pasos podremos disfrutar de ese verdor:

1. Abono:

Si aplicamos a la hierba un abono orgánico le estaremos aportando los nutrientes que necesita para pasar estos fríos. Se pueden utilizar diferentes tipos de abono que liberarán nitrógeno en la tierra poco a poco, como son mantillo, compost o estiércol.

2. Aumentar la altura del césped:

Lo más aconsejable es que en esta época más fría el césped tenga una altura de unos 4 a 5 centímetros. La razón es para proteger las raíces y evitar que el césped muera. Hay que tener en cuenta que en esta estación el crecimiento es más lento, por lo tanto las siegas que realicemos serán más distanciadas en el tiempo.

3. Eliminar las hojas secas:

Si en nuestro jardín hay árboles encontraremos muy habitualmente que está cubierto de hojas secas. Es importante retirarlas, ya que ese manto de hojas puede pudrir el césped y con el exceso de humedad que se le añade además proliferan la aparición de hongos.

Césped con hojas
Césped con hojas

4. Riego menor:

Lo habitual en esta época del año es que con las precipitaciones que existen el riego se reduce al mínimo. En casos de que tuviésemos temporadas más secas, sería suficiente regar el césped una vez a la semana. Se realizará en días con suficiente sol y bien entrada la mañana para evitar que las bajas temperaturas hielen y dañen la hierba.

 5. Evitar pisar el jardín mientras haya heladas:

Cuando se producen las heladas el césped se torna de un color blanquecino debido a la congelación del rocío. En ese momento es muy sensible ya que si se pisa en ese momento la hierba puede romperse. Para ello es aconsejable evitar el tránsito por el jardín hasta que la helada se haya descongelado y no dañe el césped.

Con estas sencillos consejos conseguiremos que nuestro césped supere el frío invierno y llegue a la primavera con todo su esplendor y fuerza.

Otros artículos de interés: