Archivo de la etiqueta: heladas

Cuidados del césped en enero

Los cuidados que precisa el césped durante el mes de enero son mínimos, pero muy importantes a la hora de conseguir que luzca perfecto en primavera

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

Los meses anteriores a enero habremos abonado el césped. Este abono orgánico aportará los nutrientes que necesita para pasar el invierno.

En caso de existir hojas secas en nuestro jardín, lo más adecuado será rastrillar toda la hierba para eliminarlas, ya que éstas pueden ser un foco de proliferación de hongos debido a la humedad que proyecta al césped.

Césped con hojas
Césped con hojas

Si nuestro jardín aparece nevado, a la hora de retirar esa nieve no deberemos acumularla en una zona del jardín, ya que perjudicará al césped que allí se encuentre ahogándolo.

Por el contrario apareciese helado no deberemos pisarlo, ya que en este momento es muy sensible al contacto y podría romperse.

Durante este mes de enero lo normal es que no necesita un riego continuado ya que las propias heladas, el rocío de las mañanas y las lluvias que pueden existir en esta época, le surten de la humedad suficiente, en caso de que fuese un mes especialmente seco de lluvias el riego se realizará en las horas del mediodía, preferiblemente un día soleado para que le dé tiempo al césped a secarse antes de caer el sol.

Distanciaremos el tiempo entre una siega y otra, ya que es conveniente dejar una altura aproximada de entre 4 y 5 cm para proteger las raíces del frío.

Nos fijaremos si apareciese alguna calva en el césped, aunque los meses de frío no son habituales de que se produzcan enfermedades o ataques de gusanos, si es cierto que hay algún hongo específico de bajas temperaturas. Con este frío el mejor fungicida a aplicar son los de contacto y/o penetrantes.

Césped atacado por gusano
Césped atacado por gusano

Es un buen momento para aprovechar a limpiar y afilar la cuchilla de la cortacésped, ya que el jardín no da trabajo en exceso en enero podemos ir ganando tiempo en el mantenimiento de la maquinaria y así disponer de ella en perfectas condiciones para los próximos meses.

Otros artículos de su interés:

Mantenimiento del césped en otoño y en invierno
Especies y tipologías de semillas de césped.

Cómo afecta el frío al césped

En esta época del año el frío se hace notar, por eso hay que extremar los cuidados para proteger el césped

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

Después de unos meses cálidos y un otoño muy agradable, el frío intenso se empieza a notar. Al igual que cualquier planta, nuestro césped sufre las consecuencias del frío.

En esta época del año es normal que su lustre desaparezca y se torne de un color amarillento. Lo adecuado sería instalar una variedad de césped adecuada a esta climatología más adversa, en cualquier caso si eso no es posible, con unas pequeñas pautas a tener en cuenta podemos lograr mantener nuestro jardín del tono verde tan vistoso durante el invierno.

Césped helado
Césped helado

Con estos cinco pasos podremos disfrutar de ese verdor:

1. Abono:

Si aplicamos a la hierba un abono orgánico le estaremos aportando los nutrientes que necesita para pasar estos fríos. Se pueden utilizar diferentes tipos de abono que liberarán nitrógeno en la tierra poco a poco, como son mantillo, compost o estiércol.

2. Aumentar la altura del césped:

Lo más aconsejable es que en esta época más fría el césped tenga una altura de unos 4 a 5 centímetros. La razón es para proteger las raíces y evitar que el césped muera. Hay que tener en cuenta que en esta estación el crecimiento es más lento, por lo tanto las siegas que realicemos serán más distanciadas en el tiempo.

3. Eliminar las hojas secas:

Si en nuestro jardín hay árboles encontraremos muy habitualmente que está cubierto de hojas secas. Es importante retirarlas, ya que ese manto de hojas puede pudrir el césped y con el exceso de humedad que se le añade además proliferan la aparición de hongos.

Césped con hojas
Césped con hojas

4. Riego menor:

Lo habitual en esta época del año es que con las precipitaciones que existen el riego se reduce al mínimo. En casos de que tuviésemos temporadas más secas, sería suficiente regar el césped una vez a la semana. Se realizará en días con suficiente sol y bien entrada la mañana para evitar que las bajas temperaturas hielen y dañen la hierba.

 5. Evitar pisar el jardín mientras haya heladas:

Cuando se producen las heladas el césped se torna de un color blanquecino debido a la congelación del rocío. En ese momento es muy sensible ya que si se pisa en ese momento la hierba puede romperse. Para ello es aconsejable evitar el tránsito por el jardín hasta que la helada se haya descongelado y no dañe el césped.

Con estas sencillos consejos conseguiremos que nuestro césped supere el frío invierno y llegue a la primavera con todo su esplendor y fuerza.

Otros artículos de interés:

 

 

Daños ocasionados por las heladas en el césped

Las heladas en invierno pueden ser muy perjudiciales para nuestro jardín, por ello anticiparse y con unos sencillos cuidados lograr un reluciente césped en primavera

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

En el caso de que aparezca nuestro jardín nevado no es tan perjudicial, ya que, están protegidas del intenso frío al actuar la nieve de aislante y mantener la temperatura a 0ºC.

Césped nevado
Césped nevado

Por el contrario la escarcha es más dañina, cubre el césped con una capa cristalina tardando en derretirse, generando importantes daños, sobre todo dónde no llega el sol.

Si vemos que esta escarcha no se derrite fácilmente deberemos actuar para que el césped no amarille y sufra.

Conectaremos los aspersores para derretir el hielo pero lo realizaremos al mediodía cuando la temperatura es más agradable, y nunca si el día es muy frío ya que el agua se congelaría y añadiría más hielo al césped.

También es importante no pisar el césped cuando está cubierto de hielo, ya que al pisarlo se rompería facilitando la propagación de hongos y otras enfermedades.

Para disminuir los efectos de las heladas en nuestro césped, podemos tomar una medidas preventivas:

  • Si la zona dónde residimos es propensa a heladas en invierno, elegiremos una especie que resista a estos fríos.
  • Estar pendientes del pronóstico del tiempo para adelantarnos a esas heladas, ya que las que ocurren muy pronto o al final del invierno son más dañinas.
  • Se puede cubrir con redes o plásticos, llamadas malla antiheladas, que permiten el paso del agua, aire, gases y hasta un 85% de radiación solar, consiguiendo una diferencia de temperatura de hasta 4ºC.
  • Emplear las hojas secas como abrigo de las plantas.
  • No limpiar la nieve con cuidado, es mejor que se descongele.
  • No emplear exceso de fertilizantes orgánicos nitrogenados, ya que acelerarán el crecimiento de la planta haciéndola más susceptible.
Césped helado
Césped helado

Tipos de heladas

Heladas por advección:

El descenso térmico llega a temperaturas inferiores a cero grado que enfrían las plantas por contacto. El tiempo nublado o incluso lluviosos, pero con mucho viento.

Heladas por radiación:

La helada con cielo despejado es siete veces mayor que con cielo cubierto.

La radiación del suelo es también responsables del calentamiento y enfriamiento del aire.

Heladas por evaporación:

Hay dos tipos blancas y negras, por el aspecto que presenta el paisaje:

Heladas blancas:

Ocurre cuando se presenta un manto de escarcha que tiñe todo de blanco. La humedad del aire es elevada lo que al descender alcanza el punto de rocío y condense el exceso de humedad en las plantas.

Heladas negras:

Ocurre cuando no se produce condensación, la temperatura desciende por debajo de cero grado sin alcanzar el punto de saturación. Estas heladas ocasionan mayores daños que las blancas.

Otros artículos de su interés:

Cuidados del césped en invierno

Mantenimiento del césped en otoño y en invierno