Archivo de la etiqueta: lluvias

Cuidados del césped en mayo

Durante el mes de mayo los cuidados que debemos realizar en el césped son muy básicos, simplemente regar y segar será suficiente

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

En el mes de mayo los cuidados del césped serán muy pocos, siempre y cuando durante los meses anteriores se hayan realizado otros.

Si hemos descuidado el césped durante los primeros meses del año y a estas alturas lo tenemos bastante desastroso podemos optar por la instalación de tepes o rollos de césped natural.

Es la forma más rápida y cómoda de tener un jardín con un césped en perfecto estado, de un verde brillante, tupido, libre de calvas y malas hierbas, la visión de su jardín cambiará de una forma espectacular y en tan sólo unas horas que dura su instalación.

Plantar tepes es muy sencillo, tan sólo deberá extender los rollos sobre el terreno y con ayuda de un cuter o cuchillo afilado se irá recortando las partes que sobran, así de fácil lo podrá realizar y con unos resultados perfectos.

Instalación tepes
Instalación tepes

En mayo el calor va cada día en aumento y es por ello que no debemos dejar de regar el césped, controlaremos las típicas tormentas que suelen ocurrir durante esta época para no llegar a encharcar el jardín.

Lo más aconsejable es tener instalado un riego automático por aspersión con detectores de lluvia, de esta forma aunque lo tengamos programado se parará automáticamente en el momento de notar la lluvia evitando que se encharque el césped.

Con este calor y con ayuda de la lluvia y nuestros riegos el césped en mayo va creciendo cada día más rápidamente, por eso las siegas se realizarán con más frecuencia, siempre dejando la medida de 1/3 de la planta.

Al igual que el césped crece las malas hierbas también hacen su aparición durante este mes de mayo, para ello las eliminaremos de forma manual y aplicaremos un herbicida selectivo para evitar su aparición.

Césped cuidado en mayo
Césped cuidado en mayo

Como recordatorio diremos los pasos que debemos haber realizado en el césped antes de llegar al mes de mayo.

Se habrán ido realizando varias siegas de poco en poco hasta llegar a una altura adecuada.

El jardín habrá sido abonado con un fertilizante de liberación lenta y rico en nitrógeno.

La frecuencia de los riegos habrá ido aumentando según iban pasando los meses y el calor aumentaba.

Y tareas como aireación serán necesaria para poder realizar una resiembra con total éxito.

La resiembra se hará siempre con la misma semilla que tengamos ya en el jardín, así sus características serán iguales para su cuidado.

Ya queda poco para la llegada del verano y con ello el uso del jardín va en aumento, por eso estos cuidados son tan necesarios para que llegue a la época estival con toda su fuerza y esplendor.

Otros artículos de interés:

Consejos para la preparación del terreno y la instalación de tepes

Cuidados del césped natural

Ventajas del césped natural

Mantener las hojas secas o retirarlas del césped

Con la caída de las hojas llega la época otoñal, esa en que invade nuestro jardín de una belleza de colores ocres que le den un ambiente bucólico, pero ¿es tan bonito siendo nuestro césped?

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

Estas hojas secas que cubren nuestro césped, contienen hasta un 80% de nutrientes, los cuales las absorben durante su crecimiento. Su descomposición en el suelo, devuelve a éste todos sus nutrientes por las raíces, favoreciendo así su crecimiento.

Pero, ¿Es aconsejable dejar las hojas en el jardín como abono?

Pues en realidad existen dos respuestas a esta pregunta:

Diríamos que sí, porque las hojas caídas son un humus potencial, el cuál al descomponerse humidifica y enriquece el suelo del jardín en materia orgánica, favoreciendo el crecimiento de determinadas plantas que conviven en el jardín.

En el caso opuesto, todas las hojas que cubren el jardín al mojarse, debido a las lluvias o heladas, independientemente que sean en ambos casos débiles o fuertes, hacen que el césped se pudra. Al mismo tiempo aunque ese manto de hojas esté seco no deja que el césped respire, privándole de luz y acabe perjudicando nuestro jardín.

Césped con hojas
Césped con hojas

Entonces, ¿Qué debemos hacer?

Recoger las hojas secas que cubren nuestro jardín y realizando compost con ellas.

El compost no sólo es bueno para el huerto, que siempre lo relacionamos con esa labor, sino que al jardín también le aporta muchos beneficios.

Para el compost puedes utilizar todas esas hojas secas que cubren nuestro jardín, además de la poda que se haya realizado a los arbustos y setos, aunque ésta labor de compostaje de la madera es mucho más lenta, también resulta más equilibrada.

Debemos amontonar las hojas con un soplador o garra, lo cubriremos con una malla para impedir que puedan desperdigarse a consecuencia del aire, a continuación las añadimos al compostador junto con los demás elementos que tengamos y listo.

Compost
Compost

Así que en definitiva, es bueno dejar las hojas en el jardín siempre y cuando no tengamos césped porque para los árboles es aconsejable.

Y para el césped es mejor retirarlas y hacer compost con ellas.

Otros artículos de su interés:

Compost

Compost casero o abono natural

El Césped Natural: Cómo economizar agua en el riego

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

Como todo césped natural el riego es un factor muy importante para la supervivencia del césped natural. Esto no quiere decir que reguemos de manera excesiva ya que estamos ante un bien escaso, que es el agua. Por ello, en lo que respecta a las personas, habría que intentar economizar agua cuando se riegue el jardín. Por tanto, se intentará explicar la importancia del agua en el medio ambiente y su repercusión, y algunos consejos a tener en cuenta.

La naturaleza es uno de los grandes placeres que nos ha dado la vida, por ello hay que cuidarla de forma sostenible. Así pues, cada vez es más habitual realizar jardines de forma ecológica y, así, ha nacido el concepto de jardinería ecológica. En consecuencia, la contribución con el medio ambiente es positiva. Por eso, hay que intentar economizar agua durante el riego, entre otros factores.

Cómo economizar agua en el riego

Cuando se decide abonar el césped natural del jardín, el cual contiene unos nutrientes básicos como el nitrógeno, fósforo y potasio, hay determinados componentes que provocan el incremento del césped natural y, en consecuencia, requerirá más agua. Así, hay que elegir un abono complejo con unos porcentajes óptimos.

Otra medida para economizar agua es instalar aspersores o difusores. Éstos habría que ajustarlos lo máximo posible para que no se produzcan encharcamientos y, por ende, la aparición de hongos. Para nada se recomienda regar con manguera porque se despilfarraría más agua. Además, los riegos en verano se suelen realizar en la mañana y en la noche, bajo ningún concepto durante las horas centrales del día.

Economizar agua en el riego
Economizar agua en el riego

Las malas hierbas son malezas que nacen en lugares no apropiados sin realizar la siembra. Así, las malas hierbas y cualquier otro tipo de planta o plantas ornamentales son rivales. De esta manera estas malezas consumen el mismo consumo de agua, abono y cualquier otro nutriente que les proporcionemos al césped natural. Luego, la solución rápida sería realizar un tratamiento mediante herbicidas.

Por otra parte, existen aparatos que se encargan de apagar el riego cuando se produzcan las lluvias. Los llamados sensores de lluvia son otras técnicas de economizar agua en el riego.

La siega es otro de los elementos fundamentales para el mantenimiento del césped natural. Así, una siega demasiado corta provocará un consumo mayor de agua  porque el sol incide directamente en las raíces.

Para terminar hay que elegir una variedad de césped que se adapte a nuestro clima y que requiera, por tanto, un menor consumo de agua. Existen semillas como la mezcla de la poa pratensis, la festuca arundinácea y el ray grass inglés que hacen del césped una planta ornamental resistente y con una gran durabilidad. Además, cuando se instale los rollos de tepes de césped natural, el terreno ha de estar preparado con mantillo mezclado con tierra vegetal, en las mismas proporciones.

En definitiva, use el agua del riego de manera moderada y responsable porque, así, cuidaremos la naturaleza y el medio ambiente de manera sostenible y de esta manera se protegerá a las siguientes generaciones.