Archivo de la categoría: Jardinería ecológica

Conseguir realizar una jardinería ecológica en nuestro jardín es un reto que cada día debemos de utilizar más.

El realizar un abono natural, decorar el jardín con materiales reciclados, reducir el consumo de agua con ayuda de aspersores y además con detectores de lluvia es imprescindible para conseguir un jardín responsable con el medio ambiente.

Cómo economizar agua en el riego                                                   — Sensores de lluvia

Mantenimiento de césped con materiales ecológicos

Espacios verdes creativos con césped natural

Jardinería ecológica: ¿Cómo ahorrar agua con tu césped?

Sensores de lluvia: Jardines ecológicos

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

Se puede definir a los sensores de lluvia como aquel sensor que provoca la parada del riego del jardín debido a las precipitaciones que caigan en ese mismo momento. Esta es una de las medidas más eficaces para mantener un jardín de forma sostenible. Además, la instalación de este aparato produce una importante conservación para el medio ambiente y, también, las economías de las familias por su disminución en el gasto de la factura del agua.

A continuación se detallará cuál es su funcionamiento y la relación con un nuevo concepto como la jardinería ecológica,  las ventajas de los sensores de lluvia y otros medidores.

Sensores de Lluvia

El funcionamiento de estos sensores de lluvia es muy sencillo porque lo que trata, principalmente, es paralizar el riego cuando el sensor detecte que le cae alguna lluvia. Además, podemos regular a qué cantidad queremos que se pare el riego, es decir, puede estar lloviendo durante un tiempo y no lo programamos hasta que no lleve x litros por metro cuadrado. A partir de ese momento, se paralizará. La instalación es rápida y sin ningún tipo de complicaciones. Están compuestos por materiales especiales para que no se deterioren.

Sensores de lluvia
Sensores de lluvia

Existen otros aparatos cuya función es informar sobre la cantidad de lluvia como son los pluviómetros. Con esto se puede hacer una pequeña idea de lo que ha llovido y así se podrá gestionar cuánto tiempo deberé regar, en su caso. Esta técnica es un poco subjetiva porque es difícil de calcular que tiempo tendré que encender el riego después de haber llovido. Por otra parte, existen otros sensores como de temperatura, de humedad, de caudal, etc.

El principal inconveniente de los sensores de lluvia es que el coste puede ser elevado. Si bien, en un plazo corto de tiempo se verá compensado. Cualquier duda que le surja, contacte con profesionales en la materia y, además, lea las recomendaciones de uso. También, compruebe que el sensor funciona adecuadamente.

Por último, el aparato citado en este artículo contiene bastantes ventajas de los que se relacionan con temas medioambientales, es decir, con este nuevo uso y otros de menor importancia hacen que se relacionen con jardinería ecológica y de desarrollo sostenible:

  • Impacto positivo medioambiental.
  • Despreocupación de estar en el jardín ya que está automatizado.
  • Ahorro de dinero como consecuencia de la disminución del consumo de agua y, por tanto, de la factura.
  • Ahorro de tiempo.

 

 

El Césped Natural: Cómo economizar agua en el riego

Patrocinado por Agrocesped Cesped Natural:

Como todo césped natural el riego es un factor muy importante para la supervivencia del césped natural. Esto no quiere decir que reguemos de manera excesiva ya que estamos ante un bien escaso, que es el agua. Por ello, en lo que respecta a las personas, habría que intentar economizar agua cuando se riegue el jardín. Por tanto, se intentará explicar la importancia del agua en el medio ambiente y su repercusión, y algunos consejos a tener en cuenta.

La naturaleza es uno de los grandes placeres que nos ha dado la vida, por ello hay que cuidarla de forma sostenible. Así pues, cada vez es más habitual realizar jardines de forma ecológica y, así, ha nacido el concepto de jardinería ecológica. En consecuencia, la contribución con el medio ambiente es positiva. Por eso, hay que intentar economizar agua durante el riego, entre otros factores.

Cómo economizar agua en el riego

Cuando se decide abonar el césped natural del jardín, el cual contiene unos nutrientes básicos como el nitrógeno, fósforo y potasio, hay determinados componentes que provocan el incremento del césped natural y, en consecuencia, requerirá más agua. Así, hay que elegir un abono complejo con unos porcentajes óptimos.

Otra medida para economizar agua es instalar aspersores o difusores. Éstos habría que ajustarlos lo máximo posible para que no se produzcan encharcamientos y, por ende, la aparición de hongos. Para nada se recomienda regar con manguera porque se despilfarraría más agua. Además, los riegos en verano se suelen realizar en la mañana y en la noche, bajo ningún concepto durante las horas centrales del día.

Economizar agua en el riego
Economizar agua en el riego

Las malas hierbas son malezas que nacen en lugares no apropiados sin realizar la siembra. Así, las malas hierbas y cualquier otro tipo de planta o plantas ornamentales son rivales. De esta manera estas malezas consumen el mismo consumo de agua, abono y cualquier otro nutriente que les proporcionemos al césped natural. Luego, la solución rápida sería realizar un tratamiento mediante herbicidas.

Por otra parte, existen aparatos que se encargan de apagar el riego cuando se produzcan las lluvias. Los llamados sensores de lluvia son otras técnicas de economizar agua en el riego.

La siega es otro de los elementos fundamentales para el mantenimiento del césped natural. Así, una siega demasiado corta provocará un consumo mayor de agua  porque el sol incide directamente en las raíces.

Para terminar hay que elegir una variedad de césped que se adapte a nuestro clima y que requiera, por tanto, un menor consumo de agua. Existen semillas como la mezcla de la poa pratensis, la festuca arundinácea y el ray grass inglés que hacen del césped una planta ornamental resistente y con una gran durabilidad. Además, cuando se instale los rollos de tepes de césped natural, el terreno ha de estar preparado con mantillo mezclado con tierra vegetal, en las mismas proporciones.

En definitiva, use el agua del riego de manera moderada y responsable porque, así, cuidaremos la naturaleza y el medio ambiente de manera sostenible y de esta manera se protegerá a las siguientes generaciones.